En definitivo: "¡A los pobres todo lo malo se les pega!"

 

¡Me llamarán reaccionario o como les dén ganas! Sencillamente opino que raya en el apoyo ignorante, o descarado, atribuir a la condición de pobreza todos los desmadres que cometen muchos delincuentes que pululan por ahí!

¿O acaso piensan que los mismos crímenes y delitos no se comenten en la "hight class"? ¿Es que han olvidado el emblemático caso Llenas Aybar? ¿Apenas a un año de ser lanzada desde las alturas de un lujoso hotel céntrico, ya engavetamos en el ostracismo la tragedia de la jovencita dominico-rumana Andrea Celea? ¿Era Marlon Martínez un "jodío" cuando embarazó y malogró embarzada a la adolescente Jénnifer Peguero? ¿O es que cuando no son autoría de pobres, a estos crímenes se les cambia el nombre? ¿No será que saben..., pero no quieren decir cómo se llaman los estupros, las violaciones, los cuernos y los feminicidios "popis" de la misma modalidad que acontecen en los sectores de los "uauauá"?

Insisto: la sociedad dominicana conoce apenas unas diez familias que pertenecen a la "elit" económica porque son "riquitos de cuna". Felicidades a ellas, que con el discurrir del tiempo han sabido "lavar, desinfectar" y sostener el producto de sus procesos de acumulación originaria de riquezas y capitales.

Ello equivale a decir que, salvo que de pronto comience a imperar otra lógica, como la del absurdo, mucho más de 90 por ciento de los dominicanos tienen origen pobre o, como los llaman los populistas, "son humildes". ¿Serán dos, tres, cinco o diez por ciento los que toman la opción del crimen y la delincuencia como medio de "vida"? No creo que ni siquiera 5% de nuestros compatriotas tengan vocación delincuencial y mucho menos, criminal.

Pese a esa bajísima proporción de gente de origen "acomodado", hoy día se reputa que la sociedad es un hábitad que propende a ser de clase media. O lo que es lo mismo: es una sociedad en pleno auge y expansión de su movilidad.

Entonces..., ¿podrá alguno de nuestros "genios" del análisis de los fenómenos societales demostrar qúe esa movilidad social es aupiciada por menos de 5% de criminales y delincuentes que tenemos como pueblo? ¿O no será que la real propiciadora del progreso social son esa mayoría de gente materialmente pobre, pero que tiene unas expectativas crecientes, que emprende, que estudia y trabaja y que así hace su propia revolución, porque de esa manera canaliza una mejoría en su calidad de vida y la superación de la pobreza?

Invito a los deterministas a profundizar un poco es esta reflexión y a que me llamen "reaccionario", "atrasado" o como quieran, si después de hacer ese ejercicio no pueden "descubrir" que al imputarles la criminalidad sólo a los pobres, están condenando de manera injusta a todo un pueblo que cada día estudia, trabaja y emprende más para superarse! ¿O cómo le llamarían a 95%, que escogieron como opción de vida ocupar en buenos propósitos su mente; y para sostenerse bajar el lomo y sudar la frente?

El autor es periodista

 

Te podría interesar

Deja tu comentario