Así nadie pierde ninguna encuesta, y "barato me lo jayo"

 

La técnica de encuesta es ampliamente utilizada como procedimiento de investigación, ya que permite obtener y elaborar datos de modo rápido y eficaz.

Tiene un valor científico y en el momento en que se hace sirve para determinar el nivel de popularidad de una determinada figura política, y si es con fines comercial, el producto de preferencia de una persona por determinada marca o producto.

La preferencia puede cambiar luego. Subir o bajar de porcentaje, pero si sus resultados son amañados por la firma contratada para elaborarla, pierde de inmediato su rigurosidad y resulta un engaño, porque su fin o propósito es el de confundir al público donde va dirigida, haciéndole creer una falsa realidad.

Nos referimos en el caso particular a una encuesta publicada esta misma semana por la firma Sigma Dos República Dominicana, en la que el precandidato Gonzalo Castillo aventaja en popularidad por casi 6 puntos porcentuales (5.9) a su contrincante más cercano dentro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el expresidente Leonel Fernández, para las primarias de esa organización política del 6 de octubre.

De acuerdo con la firma, el 40.6% de los votantes dominicanos opta por Gonzalo Castillo frente al 34.7% que prefiere a Fernández, ambos aspirantes del partido morado, pero estos resultados han generado opiniones encontradas en los medios de comunicación y las redes sociales, que han puesto en dudas su credibilidad, sobre todo, luego que el abogado y político doctor Guido Gómez Mazara revelara que la persona que pagó ese trabajo fue el padre de un asistente personal del exministro de Obras Públicas.

Así nadie pierde ninguna encuesta. Verdad que sí, y "barato me lo jayo"

 

 

Te podría interesar

Deja tu comentario