Imperdibles remedios para decirle adiós al dolor de rodilla

 

El dolor de rodilla es muy común y puede ser causado por muchas cosas, desde la artritis hasta lesiones. Se trata de un problema que podría estar en las articulaciones, o los tendones (los cordones que sujetan el músculo al hueso) o los ligamentos (que conectan el hueso del muslo con los huesos de la parte inferior de la pierna para estabilizar la rodilla).

Pero en cualquier caso, existen remedios naturales efectivos que pueden reducir tu dolor y mejorar las condiciones en y alrededor de tus rodillas.

Algunos comen y otros se aplican directamente a la rodilla afectada. Para algunos, ¡puedes hacer ambas cosas! Prueba estos remedios solo, en combinación con otros, o en complemento de los medicamentos que recomienda tu médico. Todos son suaves y no tienen efectos secundarios preocupantes.

1. Piña, canela y licuado de avena
El bienestar comienza en la cocina y la nutrición adecuada hace maravillas para las rodillas, los ligamentos y los tendones fuertes. Este licuado de desayuno tiene muchas vitaminas, minerales y fibra, además de que sabe bien. La piña contiene además un compuesto llamado bromelina, que es un fuerte antiinflamatorio.

Los ingredientes son: 1 taza de avena cocida, 1 taza de agua, 1 taza de jugo de naranja, 3 tazas de piña picada, 1 cucharadita colmada de canela molida y 1 cucharadita de miel.

Si lo deseas, también puedes agregar una mano llena de almendras trituradas para obtener proteína, fibra y vitamina E adicionales. Simplemente agrega todos los ingredientes, excepto la avena, a una licuadora y comienza en un nivel bajo. Luego agrega lentamente la avena cocida con la máquina aún en funcionamiento y mezcle hasta que quede parejo

2. Aceite de coco

El aceite de coco es promocionado por algunos como un aceite milagroso que te ayudará a bajar de peso, a protegerte contra las enfermedades cardíacas e incluso a hacerte más inteligente. Aunque hay algunos beneficios asociados con el aceite de coco, ten en cuenta que es una grasa saturada. De acuerdo con la American Heart Association, una cucharada te proporcionará más del 50% del límite diario recomendado de grasa saturada.

Sin embargo, vamos a recomendar que te masajes tus rodillas dolorosas con él. Los ácidos grasos contenidos en el aceite de coco son lubricantes naturales y son antiinflamatorios. Simplemente calienta tu aceite suavemente para que se haga líquido y frótalo en las áreas afectadas. La combinación de masaje, lubricación natural y ácido láurico debería aflojar las articulaciones de las rodillas y minimizar el dolor.

3. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es otro remedio natural que la gente usa para todo, y las investigaciones respaldan las afirmaciones. Cuando se trata de dolor de rodilla, el efecto alcalino del vinagre de sidra de manzana puede disolver las toxinas dentro de la rodilla que pueden provocar inflamación. Puedes beneficiarte del vinagre de sidra de manzana bebiéndolo y aplicándolo tópicamente.

Si lo bebes, la cantidad óptima es de 2 cucharadas por día. Algunas personas lo toman directamente, otras lo mezclan con agua y otras lo endulzan con miel. Si deseas usarlo de forma tópica, mezcla tu vinagre de sidra de manzana con aceite de oliva y aplícalo con un masaje en las rodillas dolorosas una vez al día durante al menos una semana para ver los resultados.

Te podría interesar

Deja tu comentario