Coloca ajo debajo de tu almohada y esto sucederá; un remedio que no falla


 
El ajo es uno de los condimentos más utilizados para los alimentos, y también tiene una gran cantidad de otras aplicaciones, desde funcionar como protección contra insectos y hasta de protección contra vampiros.

Uno de los usos más sorprendentes del ajo es como ayuda para dormir, pero antes de ver por qué funciona, echemos un vistazo a los beneficios generales para la salud del ajo.

En realidad, es relativamente alto en calorías, con 100 por 100 gramos, pero el ajo es tan fuerte en sabor que nadie come mucho en una sola porción.

Contiene proteínas y carbohidratos complejos, además de vitaminas y minerales vitales como la vitamina B, sodio, potasio y magnesio.

También contiene un poco de alicina, un compuesto de azufre que da al ajo su notable olor. Es por esto qué el ajo es tan bueno para tratar las infecciones y puede matar a ciertos virus mejor que los antibióticos.

Comer ajo regularmente apoya la salud cardiovascular al mejorar el flujo sanguíneo. Puede reducir Los niveles de colesterol malo y regular la presión arterial.

Se ha recomendado para trastornos metabólicos y problemas respiratorios.

El ajo también se cree que  evita el envejecimiento prematuro al inhibir la actividad de los radicales libres y, por lo tanto, frenar el desarrollo de arrugas y líneas finas.

Resulta que esta práctica es un viejo remedio popular para el insomnio.

Oler el compuesto de azufre y la alicina puede tener un efecto calmante que lo ayuda a quedarse dormido toda la noche.

Parece un poco extraño que un olor tan poderoso y distintivo pueda ser calmante, pero muchas personas juran que funciona.

Una de las formas en que podría ayudar es que el olor puede despejar los pasajes nasales bloqueados y, por lo tanto, mejorar la respiración. Cualquiera que haya intentado conciliar el sueño con un resfriado molesto sabe lo incómodo que es cuando no puedes respirar bien.

Pero es posible que descubras que te enfermas con menos frecuencia cuando duermes con el ajo debajo de tu almohada, porque se piensa que la alicina bloquea dos grupos de enzimas responsables de la capacidad de los microbios infecciosos para invadir y sobrevivir en tu cuerpo.

Con todos los beneficios de comer ajo, ¿por qué demonios lo pondrías debajo de tu almohada?

Si el solo hecho de oler el ajo no es suficiente, intenta comer un poco antes de acostarte, ¡solo si tu cónyuge está de acuerdo! (Puedes intentar decirle que el olor ayuda a repeler los insectos, lo último que alguien quiere en tu cama).

No ha habido mucha investigación científica sobre el tema del ajo y el sueño, pero sabemos que contiene un poco de magnesio y potasio, dos minerales que desempeñan un papel clave en la calidad del sueño.

El magnesio ayuda al sueño profundo y reparador  ayudando a mantener niveles saludables de GABA, que es un neurotransmisor que reduce la actividad de las neuronas en el cerebro y el sistema nervioso central, que a su vez aumenta la relajación y reduce el estrés. 

 El potasio se cree que aumentar la eficiencia del sueño y reduce los episodios de despertar después de que comienzas a dormir.

Si consumes suficientes de estos nutrientes en tu dieta diaria, es posible que no necesites tomar ajo antes de acostarte, pero si deseas intentarlo, también existe un remedio popular para eso.

Básicamente estamos hablando de una bebida caliente con leche y ajo. Pon a hervir un diente triturado en una taza de leche durante  3 minutos.

Nada sobre la receta está escrito en piedra, así que si quieres jugar con la proporción de ajo/ leche, hazlo.

Deje enfriar la bebida, retire el diente de ajo y agregue una cucharadita de miel. Beba tu poción casera para dormir unos 30 minutos antes de acostarte para un mejor efecto.

Ahora, si tu nariz está arrugada ante la idea de beber esa mezcla, tienes que saber que hay suplementos de ajo que puedes tragar para evitar el sabor acre.

No funcionan tan bien como el ajo fresco, pero son mejores que nada si realmente no te gusta el sabor pero aún quieres los beneficios.

Ten en cuenta que las dosis altas de ajo pueden interferir con ciertos medicamentos y que los suplementos tienen niveles variables de ajo. Es mejor hablar con tu médico si planesa usar un suplemento.

Una advertencia: si tienes mascotas que tienen el derecho a acostarse solas en tu cama y/o a comerse tu comida: el ajo es tóxico para los perros y gatos.

Probablemente no quieras dejar ningún diente debajo de tu almohada cuando no estés en la cama, por si acaso.

Una pequeña cantidad de ajo en la comida que te quite de tu plato probablemente no sea un gran problema, pero un diente entero podría enfermar a tu peludo amigo.

En cualquier caso, es más efectivo para dormir usar un diente de ajo fresco debajo de la almohada todas las noches.

Dicen que una vez que te acostumbras a tener el olor a ajo en tu habitación, se vuelve bastante calmante. Recomendamos envolver tu diente de ajo en un trozo de toalla de papel, porque el ajo libera aceite cuando se aplasta y puede manchar tus sábanas.

 

 

Te podría interesar

Deja tu comentario