Si Danilo aspira a una reelección sería un charlatán

Haberle vendido la idea por años a los dominicanos de que no aspiraría a la repostulación presidencial, y prestarse al juego político de modificar la Constitución de la República, sin importarle convertirla de nuevo en un pedazo de papel, como le llamó en una ocasión el extinto expresidente Joaquín Balaguer, sería la torpeza más grave que pudiera cometer el presidente Danilo Medina.

Además, una decisión de esta naturaleza lo convertiría en un charlatán más, sumándose a otros presidentes que han modificado la Carta Magna para poder aspirar a la posición, siendo el caso más reciente, el del expresidente Hipólito Mejía, en los comicios del 2004, fracasando en el intento.

La Constitución de la República fue modificada la última ocasión en el 2010, considerándose una de las más modernas de la historia, y si Danilo Medina intenta hacerlo de nuevo va a quedar muy mal parado.

En este caso Danilo perdería, aunque logre su propósito de continuar en la posición, ya que cualquier méritos que pudiera tener de sus gestiones como Presidente serían echados por la borda.

La historia registra varias ocasiones en las que el presidente Danilo Medina ha dicho que no aspirá a la repostulación, y solo a modo de ejemplo, en una entrevista concedida al periodista Roberto Valenzuela, publicada el miércoles 1ro de junio de 2011, en el periódico El Caribe, y que se publica ahora fragmentada en Apunterd.com, donde se comprometió a que de llegar al poder no buscará la reelección presidencial.

Alegó en la ocasión que el país no está preparado institucionalmente para asimilar una reelección consecutiva, como ocurre en otras naciones.

Planteó que “si acaso, tal vez” en 20 años más se podrá hablar en el país de reelección presidencial.

“No buscaré la reelección jamás. Para hacer pactos de largo plazo se requiere de un modelo que no tenga la reelección presidencial,  aquí (en la República Dominicana) nadie va a pactar con el Gobierno para que en las próximas elecciones con mi ayuda tú me aplastes. Si no hay reelección los partidos de oposición pueden trabajar con el Gobierno en cualquier proyecto de desarrollo del país”, resaltó Danilo Medina.

Insistió en que la reelección dificulta el entendimiento entre el Gobierno y la oposición, al advertir que la Nación se desarrolla en función a los acuerdos de sus fuerzas.

Resulta más que evidente, que Danilo Medina nunca estuvo de acuerdo con la reelección, cuando no era Presidente de la República, por lo que cambiar de parecer ahora sería una decisión política funesta, y lo convertiría en un nuevo charlatán.

 

 

Te podría interesar

Deja tu comentario