5 consejos para corredoras primerizas

#1 Correr es para todos

A lo mejor piensas que correr es muy difícil para ti, pero no es verdad. Mucha gente dice que no le gusta correr porque se cansa, pero realmente es porque no empiezan poco a poco. Si tienes ganas, ¡por supuesto que puedes lograrlo! Será un reto que seguramente te convencerá.

#2 Primero que nada, tu salud

Está claro que el ejercicio previene muchas enfermedades, sin embargo, si no lo haces de manera correcta puede ser peligroso. Lo recomendable es que si tienes algún problema de salud, antes de empezar una rutina consultes con un experto. De manera general, todos debemos hacernos una prueba de esfuerzo para darnos una idea de la condición física con la que empezamos y/o detectar riesgos y problemas cardiacos. Más vale prevenir y, ya después, ¡a darle duro!

#3 Evita las lesiones

Correr es un deporte muy fácil de realizar, pues no necesitas nada, mas que salirte a la calle o al lugar que te guste y, lo más importante, unos tenis. Sólo cuida que estos sean para correr, de lo contrario, puedes lastimarte, y además con ellos te sentirás mucho más cómoda. No olvides que para evitar lesiones es súper importante que hagas al menos 10 minutos de calentamiento y otros 10 de enfriamiento y estiramiento.

#4 Comienza poco a poco

La condición física no llega por arte de magia, tienes que serpaciente y constante. Los primeros días puede ser que no aguantes todo el tiempo corriendo. Si nunca has hecho ejercicio, yo te recomiendo que empieces caminando y después trotando. Para mejorar tu resistencia, debes entrenar a un paso cómodo, de manera que puedas ir hablando, no es necesario quedarte sin aire ni terminar empapada de sudor. Puedes comenzar alternando 2 minutos de trote, con otros 2 de caminata rápida, así hasta completar 30-40 minutos. Poco a poco podrás aguantar más tiempo trotando y tu paso será cada vez mejor.

#5 Come bien

No por correr te debes sentir cansada durante el día, ¡al contrario! El ejercicio te ayudará a mantenerte más activa. Sin embargo, debes de combinarlo con una buena alimentación. Nunca te ejercites en ayunas, si lo haces por la mañana, come al menos una fruta antes. No olvides que la hidratación también es importante, por eso debes tomar agua al menos cada 15 minutos.

Ya sabes cómo empezar, ¡rétate a ti misma! Espero que te diviertas.

 

LC

Te podría interesar

Deja tu comentario