Santo Domingo, República Dominicana (Apunte.com.do Ramiro Estrella).- El presidente Luis Abinader, acompañado de la Vicepresidenta Raquel Peña, dispuso este jueves elevar las coberturas de los gastos médicos catastróficos de uno a dos millones de pesos por cada uno de los eventos cubiertos en el Plan Básico de Salud (PDSS).

Esto beneficiará a más de siete millones de afiliados, en sus respectivos regímenes en el Seguro Familiar de Salud (SFS), del Sistema Dominicano de la Seguridad Social.

El Presidente Luis Abinader dijo que la salud es y será siempre la parte más importante de nuestras vidas, por lo que “desde que llegamos al Gobierno supimos que este sector era prioritario y que debíamos actuar con la urgencia, pero sabiendo transformar para siempre el modelo”, enfatizó el mandatario durante un acto realizado en el Palacio Nacional.

El jefe de Estado recordó que a finales del 2020 el Gobierno logró afiliar a dos millones más de personas en SeNaSa, y que ahora, los beneficiarios ascienden a siete millones de dominicanos en todo el país.

Al respecto, el gobernante resaltó que se trata de un logro colectivo y una meta ya conquistada como país, porque representa la transformación de los esquemas de las políticas públicas en materia de salud para que sea un derecho al servicio de todos.

Recordó que esta fue una de las primeras promesas que se puso en marcha al llegar al poder y se ha cumplido ampliamente. “Partíamos de una realidad en donde durante demasiado tiempo sabíamos que el derecho a una salud para todos se había convertido en un privilegio solo al alcance de algunos”, precisó.

Asimismo, el Presidente Luis Abinader dijo que algunas personas disfrutaban de los beneficios de las tecnologías médicas de vanguardia, mientras que otras carecen de lo más básico.

Al abordar los aspectos de la transformación de la salud pública impulsada por su Gobierno, el Presidente Abinader observó que políticas como estas son las que transforman de verdad un país y la vida de su gente.

“Una política que dice que el Estado es de todos y a todos protege. Una política que dice al mundo que en la República Dominicana ya no habrá ciudadanos de primera y de segunda”, expresó. 

De igual modo, planteó que ya es hora de cumplir con el mandato constitucional reflejado en el artículo 61, de dar sentido a los compromisos internacionales que afirman que los sistemas de salud deben ser universales y gratuitos.

Las personas en el centro de la atención sanitaria

El Presidente Luis Abinader enfatizó, además, que el Gobierno está comprometido con la atención sanitaria como base de un sistema de salud sólido y de cobertura universal, indicando que “la promesa que hicimos al pueblo dominicano nos compromete a poner a las personas en el centro de la atención sanitaria, no a las enfermedades o afecciones”.

El jefe de Estado manifestó que el Gobierno está comprometido a construir una atención primaria sostenible, con servicios que satisfagan las necesidades de las personas a lo largo de toda su vida.

Para alcanzarlo, dijo, que se ha procedido a mejorar las redes de atención y reforzar las alianzas público-privadas, para así disminuir el alto gasto en el bolsillo de los dominicanos.

“Hemos mejorado los indicadores de salud e incrementado la calidad de la atención, en especial a las personas con enfermedades catastróficas”, indicó el Presidente Luis Abinader. 

Comunicó que para protegerse de los riesgos financieros que conlleva este incremento de la cobertura y haber crecido en más de un 40 % la cartera de afiliados, SeNaSa contrató una póliza de reaseguro, cuya importancia reside en que es un brazo financiero que lo protege de posibles contingencias que pondrían en peligro su estabilidad en caso de un desborde de la demanda.

El mandatario expuso que la salud es un derecho humano de todas las personas, no un privilegio para quienes puedan permitírselo.

Enfermedades catastróficas cuestan al SeNaSa más de RD 11,000 millones anuales

En tanto que, el director ejecutivo del Seguro Nacional de Salud, doctor Santiago Hazim, explicó que las enfermedades catastróficas cubiertas en el Plan Básico de Salud le cuestan al SeNaSa más de 11 mil millones de pesos anuales con la cobertura hasta un millón de pesos.

“Para muchos afiliados esto significa la interrupción de sus tratamientos o una alta carga económica que destruye el patrimonio familiar. Muchos esquemas de tratamiento para el cáncer representan entre 150 mil y 280 mil pesos por sesiones, con entre 9 y 13 sesiones”, detalló el doctor Hazim durante su presentación.