Hay que perseguir a los corruptos

Hay que perseguir a los corruptos

Hemos dicho que la corrupción política se refiere a los actos delictivos cometidos por funcionarios y autoridades públicas que abusan de su poder e influencian a realizar un mal uso intencional de los recursos financieros y humanos a los que tienen acceso, anticipando sus intereses personales o los de sus allegados,para conseguir una ventaja ilegítima generalmente de forma secreta y privada. El término opuesto a corrupción política es transparencia. 
Según Hernández Gómez (2018), la corrupción se define como «toda violación o acto desviado, de cualquier naturaleza, con fines económicos o no, ocasionada por la acción u omisión de los deberes institucionales, de quien debía procurar la realización de los fines de la administración pública y que en su lugar los impide, retarda o dificulta». Por esta razón se puede hablar del nivel de corrupción o de transparencia de un Estado legítimo.
Ya la sociedad donominican no tolera la corrupción, ya no aguanta mas robo del erario, ya no soporta más impunidad con los exfuncionarios señados como corruptos, es justo señalar que República Dominicana, entre los países con mayor corrupción del mundo.
El Índice de Percepción de la Corrupción se lleva a cabo a partir de 13 evaluaciones de expertos y la realización de encuestas a empresarios en 180 países, a los que puntúa en una escala de 0 a 100, donde 0 significa la mayor corrupción y opacidad y 100 correspondería a la mayor transparencia y honestidad en la administración pública.
Dentro del continente americano República Dominicana obtuvo peor puntuación que el 78 % de los países de la región, igualando en puntos con Paraguay (28 puntos) y solo mejor que Guatemala y Honduras (26 puntos), Nicaragua (22 puntos), Haití (18 puntos) y Venezuela (16 puntos).
Me da lo mismo que se alegue persecusión política, porque estoy de acuerdo que se persiga sin cuartel a todos los exfuncionarios del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que cometieron actos de corrupción, ya que fue politicamente que los cometieron.
El cumplimento de las promesas de democracia, de transparencia, de honestidad, de justicia y de bienestar son vitales para la permanencia del gobierno del cambio que ha propulsado Luis Abinader
Si un funcionario es político y en el ejercicio de sus funciones comete actos de corrupcion, entonces debe ser perseguido judicialmente, pues lo que se alegue es pura patada boladora.
Y que nadie nos venga con bobadas o cuentos chinos, el PLD si es respobsasble de los hechos que cometieron sus dirigentes y miembros cuando ejercían sus funciones y, por tanto, también debe ser debidamente sancionado por los lorganismos electorales. Este partido perdió el poder precisamente porque el pueblo dominicano se cansó de un modelo que estableció la impunidad como su principal norma.
El PLD es una organización que llegó al poder, no para servirle a la nación como demagogicamente los pregonaba, sino para que sus dirigentes se servieran en grande de todos los recursos que les pusieron en sus manos para enriqueserse ilicitamente.
Nunca fuismo bochista, pero me parece que la corrupción no era parte del pensamiento de su fundador, al contrario, me parece que siempre la combatió cada vez que pudo y hoy debe estar retorciéndose en tu tumba.
Lamentablemente la realidad y actualidad encuentra al PLD reducido en sus miembros y con varias denuncias de corrupción administrativa, debido a la partida de varios de sus senadores, alcaldes y dirigentes al partido Fuerza del Pueblo, liderado por el expresidente Leonel Fernández, quien abandonó las filas moradas tras las elecciones primarias de esa organización política de octubre 2019.
El aniversario encontrará, también, al expartido oficialista con varios de sus exfuncionarios cumpliendo prisión preventiva acusados de corrupción administrativa durante las gestiones de Danilo Medina (2012-2016/ 2016-2020).
Uno de los principales escollos que ha enfrentado el PLD es el caso de la operación “AntiPulpo” que involucra a dos de los hermanos del expresidente y líder de esa organización política, Danilo Medina, a quienes la noche del martes, el juez José Alejandro Vargas ordenó tres meses de prisión preventiva y domiciliaria como medida de coerción.
El juez dispuso que Juan Alexis Medina Sánchez, hermano del expresidente Medina, cumpla la prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Cristóbal. Mientras que  a Carmen Magalys Medina le fue dictada prisión domiciliaria por ese mismo periodo de tiempo.
También cumplen prisión preventiva el exministro de Salud, durante el gobierno de Medina, Freddy Hidalgo y el exdirector del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper), Fernando Rosa.
En el proceso entre los allanamientos y el conocimiento de las medidas de coerción, el exsuperintendente de Electricidad y director del Plan Social de la Presidencia, César Prieto se suicidó en su residencia, en medio de rumores de que el mismo podría ser llamado ante la justicia, cosa que luego fue negada por el Ministerio Público.  
El otro de los problemas que enfrenta el PLD en su cumpleaños es el del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), luego de que el Tribunal Superior Administrativo (TSA) rechazara la acción de amparo en reclamo del derecho al asiento correspondiente a la segunda mayoría del Senado de la República, el cual le fue otorgado a la Fuerza del Pueblo.
Los dirigentes de este partido reclaman que ese escaño le pertenece a estos ya que varios de los senadores que se encuentran en la Fuerza del Pueblo, resultaron electos en casillas del PLD, lo que indica que les corresponde la segunda mayoría.
Los senadores Dioni Sánchez, Félix Bautista y Franklin Peña, además del alcalde Carlos Guzmán decidieron unirse a la Fuerza del Pueblo y apoyar al expresidente Fernández.
Pero en lo referente a la corrupción la República Dominicana permanece entre los países con más altos niveles de corrupción del mundo con una puntuación de 28 sobre 100 y ocupando el lugar 137 de 180 países analizados en un informe divulgado este jueves por Transparencia Internacional (TI).

El capítulo dominicano de TI, Participación Ciudadana, informó en rueda de prensa sobre los resultados arrojados por el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2019, que empeora la posición del país en el citado ranking con la pérdida de dos puntos y ocho posiciones con respecto a 2018.

Estos datos indican que el país está lejos de alcanzar la meta propuesta por esta estrategia para el 2020, que es de 51 puntos y de 78 puntos para el año 2030, y que no se ha avanzando en la lucha contra la corrupción y la impunidad, expresó el coordinador general de Participación Ciudadana, Heiromy Castro.

Este retroceso viene determinado en buena medida por que “la justicia no ha hecho su trabajo” en la persecución de los delitos por corrupción, siendo “una de las variables que más ha influido en el resultado”, indicó Castro, que aludió a la compra de votos como otro factor “determinante”.
 “Cuál es la corrupción, dónde están los escándalos en términos de corrupción en el Estado dominicano”, manifestó el expresidente Danilo Medina hace más de cinco años en respuesta a los pronunciamientos del exembajador de los Estados Unidos en la República, James W. Brewster sobre la corrupción.

Brewter había dicho que cada empresario que conoce, ya sea estadounidense o dominicano, menciona la corrupción como el mayor problema en República Dominicana, y la describió como “un cáncer que retrasa el crecimiento, afecta el comer­cio e impide la aplicación justa de la ley”.
Y fue justo meses después de esta confrontación cuando explotó uno de los más grandes casos de corrupción del país: los sobornos de Odebrecht, la empresa constructora de Brasil, que invo­lucraba además a más de 12 países de Latinoamérica y África.

Ahora, acusaciones de corrupción vuelven a apuntar hacia allegados y miembros de la administración del exmandatario Medina, que al iniciar su gobierno prometió eliminar la corrupción que, según su parecer, existía en el gobierno, destituyendo y sometiendo a la justicia a los funcionarios señalados como corruptos que no pudieran responder a las acusaciones que les hicieran.
Afortunadamente, nuestro pueblo se puso en pie y la sociedad dijo ¡basta ya!, cuando en todos los rincones del país se escuchaba E’PA FUERA QUE VAN y SE VAN, expresión generalizada de un pueblo cansado de los abusos y las decepciones de un grupo de asaltantes que se disfrazaban de santas ovejas. Ahora, ese mismo pueblo espera que no existirá más impunidad por los crímenes cometidos, ya que seremos todos los ciudadanos los que injustamente pagaremos por todo lo robado, a través del pago de una abultada deuda externa en que nos involucró el cártel de corruptos dirigido por Danilo Medina.
Estos son los ex funcionarios que a mi juicio deben ser investigados por actos de corrupcion, no digo que sean culpables, sino que entiendo que deben ser investigados:
Danilo Medina, Gonzalo Castillo, Roberto Rodríguez Marchena, José Ramón Peralta, Ángel Estévez, Carlos Amarante Baret;  Altagracia Guzmán,  Alejandrina Germán, Francisco Domínguez Brito, Gustavo Montalvo  Víctor Díaz Rúa, Félix Bautista, Radhamés Camacho,  Temístocles Montás, , Julio César Valentín,  Radhamés Segura,,  Rudy González,  Bernardo Castellanos , Máximo De Óleo, , Angel Rondón,  Pittaluga Arzeno, Roberto Rodríguez, Tommy Alberto Galán Grullón, Alberto Holguín, Diandino Peña, Abel Martínez (Ruby),  Carmen Magalys Medina Sánchez, Fernando Rosa , Alexis Medina Sánchez), Francisco Pagán Aquiles Cristopher. Máximo Suárez ,  Freddy Hidalgo, Ruddy González. Conrado Pittaluga, Margarita Cedeño de Fernández, Candy Montilla, Euclides Gutiérrez Feliz, Francisco Javier García, Fernando Aquilino Rosa Rosa, Francisco Pagán. Carmen Magalys Medina Sánchezo Juan Alexis Medina Sánchez. Aquiles Alejandro Cristofer Sánchez, Julián Esteban Suriel Suazo, José Dolores Santana Carmona, Rafael Antonio Germosén Andúja, Domingo Antonio Santiago Muñoz, Robiamny Balcácer,  José Ramón Fadul, Andrés Navarro, Donald Guerrero, Antonio Isa Conde, Danilo Díaz, Janet Camilo, Ramón Ventura Camejo, Jean Alain Rodríguez, Francisco Javier García, Miguel Vargas Maldonado, Emilio Toribio Olivo, Enrique Ramírez Paniagua, Guarocuya Félix, José del Castillo, Simón Lizardo, Bautista Rojas, Ligia Amada, Jaime David Fernández, Maritza Hernández, Ramón Ventura Camejo, Jorge Minaya, Rubén Jiménez Bichara, Alma Fernández, Alberto Holguín, Olgo Fernández, entre otros que se me quedan.
Las actuales autoridades estén en el deber de cumplir con el sueño de nuestra nación, de que se le ponga fin de una vez y por toda a la corrupción y entiendo que se debe empezar investigando a los ex funcionarios y sometiendo a los que estén comprometidos con ese flagelo.
Ese es el mejor servicio que espera la ciudadanía.

Te podría interesar

Deja tu comentario