EEUU contempla imponer sanciones contra siete bielorrusos vinculados con el fraude electoral y la represión

Estados Unidos considera imponer sanciones contra siete bielorrusos vinculados con el fraude electoral y la represión

Washington también prepara medidas económicas contra Rusia si está decide enviar fuerzas policiales en apoyo del presidente autoritario Alexander Lukashenko

El gobierno de los Estados Unidos está considerando imponer sanciones contra siete ciudadanos bielorrusos involucrados en la falsificación de los resultados electorales del 9 de agosto en Bielorrusia y en la violenta represión de las demonstraciones pacíficas resultantes, informó este jueves un oficial de Departamento de Estado a la agencia Reuters.

El funcionario, que habló en condición de anonimato, dijo que los Estados Unidos considerarían imponer también sanciones sobre Rusia si ésta interviene con fuerza en Bielorrusia, donde las protestas aún continúan contra el gobierno autoritario del presidente Alexander Lukashenko, quien lleva 26 años gobernando el país.

La semana pasada el secretario adjunto del Departamento de Estado, Stephen Biegun, viajó a Moscú para entablar un diálogo con funcionarios rusos, advirtiéndoles que no deben utilizar la fuerza para asistir a Luksahenko contra las manifestantes pro democracia. Bielorrusia se encuentra en el este de Europa, justo en medio de Rusia y numerosos países miembros de la OTAN.

Pero el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo esa misma semana que había separado una reserva de fuerzas policiales para enviar en apoyo de Lukashenko si fuera necesario, aunque agregó que por el momento no lo veía necesario.

Una ex antigua república soviética, Bielorrusia mantiene vínculos políticos, económicos y culturales con Rusia, con la que además forma parte de una alianza militar.

Luksashenko niega haber cometido fraude en la elección que ganó con el 80,10% y, con el apoyo de Moscú detrás, no ha dado señales de dar marcha atrás organizando con elecciones libres o entregando el poder de la oposición, a pesar de las amenazas de sanciones de parte de Occidente.

Los siete ciudadanos bielorrusos no fueron identificados por el funcionario estadounidense que habló con Reuters. Lukashenko ya estaba sancionado, así que no forma parte de la lista.

“Tenemos un grupo de siete personas sobre las cuales estamos trabajando junto al Departamento del Tesoro, obteniendo evidencias”, indicó el funcionario, que habló en condición de anonimato.

“Es un mínimo esfuerzo para no quedar en la denuncia y demostrar que cuando las personas roban elecciones y reprimen con violencia las manifestaciones pacíficas habrá una rendición de cuentas”, agregó.

Las cuestionadas elecciones bielorrusas tuvieron lugar el 4 de agosto y culminaron con la victoria de Lukashenko frente a la opositora Sviatlana Tsikhanouskaya, quien debió exiliarse poco después en Lituania.

Las protestas contra Lukashenko, organizadas por el movimiento por democracia, comenzaron pacíficamente en las semanas anteriores a las elecciones pero crecieron en intensidad tras la denuncia de fraude.

En respuesta, Lukashenko envió a las fuerzas de seguridad a reprimir, dejando un saldo de al menos 4 muertos, más de 200 heridos y 7.000 detenidos.

 

Te podría interesar

Deja tu comentario