López Obrador pide castigar acería si no regresa dinero de planta inservible

  • por EFE jueves 27 agosto 2020

MÉXICO.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, opinó este jueves que habría que “castigar” a la empresa siderúrgica Altos Hornos de México (AHMSA) si no regresa al Estado el sobreprecio de la planta de fertilizantes inservible vendida al anterior Gobierno.

En conferencia de prensa en Monterrey (Nuevo León), el mandatario cifró en 200 millones de dólares el sobrepecio con el que la petrolera estatal Pemex adquirió en 2013 la planta “chatarra” y “arrumbada” Agronitrogenados, propiedad de la acería.

“Dije que un dueño estaba interesado en pagar esos 200 millones, ayer dijeron que no, que no los iban apagar, entonces no hay reparación de daño, entonces tienen que ser enjuiciados, castigados”, expresó el presidente.

López Obrador aseguró que en Estados Unidos “pueden los presuntos delincuentes obtener reducción de penas si devuelven el dinero”, y opinó que México puede “aplicar lo mismo”.

El exdirector de Pemex Emilio Lozoya (2012-2016) está imputado por la compra de esta planta al exdirector de AHMSA, Alonso Ancira, quien permanece arrestado en España, a cambio de un soborno con el que se compró una lujosa casa.

Hace unas semanas, López Obrador aseguró que un nuevo accionista de la compañía estaba dispuesto a regresar el dinero de esta compraventa presuntamente irregular.

“Ya hay un ofrecimiento por el sobreprecio en la compra de la planta de fertilizantes, el nuevo dueño acepta devolver 200 millones de dólares y hay otras posibilidades de obtener recursos”, dijo el 28 de julio.

Sin embargo, AHMSA negó este miércoles el compromiso de devolver el dinero de la planta de fertilizantes, informaron medios locales.

Además de por la compra de Anitrogenados, Emilio Lozoya está imputado por recibir 10,5 millones en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Para obtener beneficios procesales destapó varias tramas de corrupción que implican a expresidentes, exministros, gobernadores y legisladores.

Entre ellas, el exdirector de Pemex señaló que la planta petroquímica Etileno XXI, del consorcio brasileño-mexicano Braskem Idesa, por haber recibido beneficios económicos en gobiernos pasados.

López Obrador pidió entonces revisar el contrato por el que Pemex suministra etano a esta planta a un costo presuntamente muy por debajo de los precios del mercado.

“El contrato de suministro de etano entre Braskem Idesa y Pemex fue producto de un proceso de subasta pública internacional en la que participaron más de 30 empresas nacionales e internacionales”, respondió este miércoles el consorcio en un comunicado.

Además, dijo haber “cumplido cabalmente con sus compromisos con Pemex y con las entidades financieras”.

 

Te podría interesar

Deja tu comentario