Abuso incalificable

Abuso incalificable

POR ALBERTO QUEZADA

En medio de esta terrible crisis sanitaria generada por el Coronavirus o Covid-19, la cual tiene  al mundo de rodillas, la ambición, el rentismo y la explotación en la República Dominicana  parece no tener  límites.

La falta de sensibilidad, sentido común  y entendimiento de una realidad calamitosa parece no ser parte del accionar racional de una parte de la clase comercial  dominante  cada vez más indolente  y voraz.

Esta franja comercial indolente y abusadora,  no tiene miramiento,  hiel,  es  capaz de exprimir la última gota de sangre  de un pueblo de por sí ya anémico

La historia que les voy a contar, es de brinco y espanto. Parecería  un relato extraído de una de las brillantes novelas de ficción escrita por unos de los  creadores del movimiento literario de los años 60 y 70 denominado  ¨Boom Latinoamericano¨. Leamos.

De manera unilateral, silenciosa, inhumana e  ilegal, el Patronato de Centros de Diagnósticos y Medicina Avanzada (CEDIMAT) viene incurriendo en un vulgar abuso, por no llamarle de otra manera,  contra los pacientes y usuarios que a diario asisten en busca de algún chequeo médico u otros servicios.

El abuso es que el referido centro de salud ubicado en el Ensanche La Fe, en el Distrito Nacional, se está  dando a la tarea de cobrar de manera ilegal y abusiva  a los pacientes en sus facturas del pago de la consulta, un total de 150 pesos por concepto de un nuevo servicio denominado Bioseguridad.     

Cuándo investigamos el porqué de ese cobro adicional,  ¿saben ustedes cuál fue  la respuesta?, Que ese es un pago extra  por los  materiales e insumos que está gastando el centro sanitario en su personal médico por el asunto de la Pandemia. Pero que bárbaros!..       

 

Una vulgar estafa, por más vuelta que le demos, ¿y saben por qué  amigos lectores?, porque  ese cobro no tiene sustento legal, ha sido un medida unilateral tomada por los administrados de ese establecimiento sin consultar a nadie; ni a la ciudadanía ni a las entidades rectoras del sistema de salud del país, hasta donde uno sepa. ¿Quién para eso?..

El autor es periodista y magister en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo. Quezada.alberto218@gmail.com

Te podría interesar

Deja tu comentario