Trump seguirá enviando hidroxicloroquina a Brasil, pese a dudas sobre fármaco

  • por EFE martes 16 junio 2020

 

 El presidente de EE.UU., Donald Trump.

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este lunes que enviará más dosis de hidroxicloroquina a Brasil y otros países pese a que una agencia de su Gobierno revocó hoy mismo su autorización para que el medicamento sea usado para tratar la COVID-19.

Preguntado por una periodista sobre si EE.UU. iba a continuar mandando hidroxicloroquina a Brasil y otros países, Trump respondió: “Sí, lo ha pedido (Brasil) y vamos a mandarla. Yo no me puedo quejar, la tomé durante dos semanas y aquí estamos”.


El mandatario agregó que no sabía del informe de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés), que revocó hoy su autorización para el uso de urgencia de la hidroxicloroquina y del compuesto relacionado cloroquina frente a la COVID-19, al considerar que probablemente no sea eficaz.

Dirigiéndose al secretario de Sanidad de Estados Unidos, Alex Azar, Trump señaló que no entendía cómo eso era posible con tanta “gente encantada” con los resultados de la hidroxicloroquina.

“Tenemos informes estupendos que vienen de Francia, de España, de otros países”, dijo el presidente.

Azar señaló que, bajo instrucciones del mandatario, su departamento ha continuado estudiando el efecto del fármaco en las fases más tempranas de la enfermedad y que los datos negativos que se han obtenido eran de pacientes que estaban muy graves.

Trump remarcó entonces que esos enfermos se encontraban en estado grave y que, de todas formas, no iban a lograr recuperarse.

“Yo lo único que sé es que tenemos informes tremendos, y mucha gente me ha dicho que cree que les ha salvado la vida” la hidroxicloroquina, indicó.

El presidente recordó que él la había tomado durante dos semanas como medida preventiva: “La tomé, me sentí bien tomándola, no sé si tuvo efecto pero ciertamente no me ha perjudicado”, zanjó.

El presidente hizo estas declaraciones en la Casa Blanca en una mesa redonda con varios responsables gubernamentales bautizada “Luchando por los mayores de EE.UU”.

Trump ha sido uno de los principales promotores de la hidroxicloroquina para tratar el coronavirus, lo que ha generado tensiones en su Gobierno.

Varios estudios han puesto en tela de juicio la efectividad de la hidroxicloroquina, como el publicado el pasado 22 de mayo por la prestigiosa revista británica The Lancet, con datos de cientos de hospitales y que involucró a 90.000 pacientes hospitalizados por infección con coronavirus de todo el mundo.

Ese informe determinó que quienes recibieron hidroxicloroquina, o el compuesto relacionado cloroquina, tenían un riesgo de muerte significativamente mayor que quienes no recibieron el tratamiento.

Días después de la publicación del estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que detenía temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina enmarcados en su ensayo Solidarity.

Sin embargo, poco después, tres de los cuatro autores de ese estudio decidieron retractarse por las “varias preocupaciones con respecto a la veracidad de los datos y análisis” presentados en el documento.

Estados Unidos tiene 116.029 muertos y más de 2,1 casos confirmados de la COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins

Te podría interesar

Deja tu comentario