Nadie que se respete, o que respete al país, puede defender extensión de la emergencia                 

Nadie que se respete, o que respete al país, puede defender extensión de la emergencia                        Por lo siguiente:

Las 5 autorizaciones del Congreso Nacional  para que el Poder Ejecutivo instaure sendos estados de Emergencia no han servido para que el país advierta un trabajo eficiente y transparente del gobierno para siquiera empezar a librarnos de la epidemia.  Todo lo contrario.

Los períodos de Emergencia lo que sí han dado lugar es a una ola de acciones de tráfico de influencia, corrupción e impunidad:

-Luis Abinader documentó desde los primeros días de la Epidemia, cómo unas licitaciones de Salud Pública para compra de insumos presentaban altísimos sobreprecios.

-El propio gobierno desmanteló la dirección del INEIPI, luego de que el empresario Pablo Cabrera evidenció manejos irregulares y lesivos a la libertad de empresa, en licitaciones de esa institución.

-El abogado Jorge Luis Polanco depositó ante el PEPCA a nombre del PRM una solicitud de investigación porque  el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social realizó en fecha 25 de marzo de 2020, un proceso de licitación identificado con el No. MISPAS-MAE-PEEN-2020-0036, para la compra de 30,000 unidades de traje de protección personal tipo “TYVEK”, y 5,000 unidades de traje de protección biológica, por un precio total estimado de RD$167,750,000.00.

Diez minutos después de la convocatoria realizada en el Portal del Ministerio de Salud Pública, la empresa Tools & Resources Enterprises –Toreen se había apersonado al indicado Ministerio y depositado su oferta. Lo que indica, que al menos, previo a que se hiciera público y formal el llamado para participar en el indicado proceso de compras, Tools & Resources Enterprises –Toreen, S. R. L. ya contaba con los términos e informaciones del indicado proceso de compras, y tenía constituida e impresa su oferta para la indicada licitación.

-La periodista Edith Febles documenta procesos de licitaciones en el COE durante la pandemia, con un monto global de RD$350 millones a favor de las mismas empresas. La investigación reveló que el COE tiene un historial de compras más extenso que beneficia a as mismas empresas. Solo cinco empresas vinculadas entre sí son las que ganan los principales procesos de licitación del COE desde el 2016. Las licitaciones fueron retiradas.

-Luego de que la periodista Nuria Piera lo denunciara y alegando “debilidades administrativas en el proceso de compra”, el Ministerio de Defensa canceló el procedimiento MIDE-MAE-PEEN-2020-0008 Nuria reveló “irregularidades en el proceso de compra de emergencia” entre las que se encuentra sobrevaluación de los equipos, e insumos que no funcionan para lo que supuestamente estaban siendo solicitados.

Esa apresurada relación, revelada a los medios, indica los casos descubiertos y denunciados. Nadie sabe cuántos casos más habrá, teniéndose entendido que por cada 100 casos de irregularidades y corrupción quizás sean descubiertos y denunciados algunos 3 ó 4.

Se puede intentar pasar un caso de irregularidades, de claras violaciones a las normas y las éticas, y cuando se denuncia  se echa para atrás, y santo remedio. Pero  el  Código Penal es claro y contundente en su artículo 2, cuando establece que “Toda tentativa de crimen podrá ser considerada como el mismo crimen, cuando se manifieste con un principio de ejecución, o cuando el culpable a pesar de cuando estaba de su parte para consumarlo, por causas independientes de su voluntad, no logra sus propósitos,   quedando estas circunstancias sujetas a la apreciación de los jueces”.

 Dejando el gobierno del PLD todos esos casos sin las consecuencias penales, refleja que los Estados de Emergencia han dado lugar a una enorme ola de impunidad, y respaldar eso es no respetarse a sí mismo ni respetar al país.

Politización. Otros dos aspectos centrales  que descalifican la necesidad de otra extensión del Estado de Emergencia es la politización del proceso.

A lo largo de los estados de emergencia se ha observado cómo el ministro de Salud ha actuado con parcialidad, en favor del candidato presidencial gobiernista, Gonzalo Castillo, asistiendo dos veces a Helidosa, su comando de campaña  a recibir ayuda de su campaña, ampliamente publicitada por Salud.

Mientras así actúa con Gonzalo, hizo cuanto pudo para  sabotear la importación y entrega de las 40 mil pruebas ofrecidas por el PRM y Luis Abinader, torpedeó la autorización de los hospitales ofrecidos por Luis, lo mismo que llegó a decir que desconocía la autorización del hospital de La Vega, cuando ya Raquel Peña presentaba al país  la autorización escrita y sellada de Chanel Rosa, director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud.

En medios periodísticos se han expresado serias dudas sobre la falta de transparencia del proceso de confección de las estadísticas que tan discrecionalmente maneja el ministro de Salud, y la forma en que se ofrecen resultados de boletines a todas luces coincidentes con las peticiones y expectativas del Ejecutivo, al extremo de que en esta última solicitud de Emergencia, que si se aprueba llegaría hasta los días del montaje de las elecciones,  se da un boletín con el más alto número de contagios en un solo día.

La otra  demostración del rumbo que pudieran estar tomando los recursos de los empréstitos y cuantiosas donaciones del sector empresarial, es que el gobierno no le da cuenta a nadie de cuanto y como está gastando y cuánto recibe.

De ese tema lo único que se sabe es cómo el dinero de la ayuda social se está despilfarrando por montones en la campaña de Gonzalo y los demás candidatos del PLD, lo cual no denuncia la oposición ni la prensa sino los propios candidatos peledeístas, como la candidata a senadora de La Romana o un candidato a diputado de Dajabón al que le dieron una soberana golpiza por reclamar que no sólo los candidatos más pegados con el gobiernismo  debían recibir esa ayuda.    

Te podría interesar

Deja tu comentario