Colombia se acerca a los 30.000 casos de COVID-19 y a los mil fallecidos

  • por EFE lunes 01 junio 2020


Colombia llegó este domingo a los 29.383 contagios por el coronavirus SARS-CoV-2 y a 939 muertes tras sumar 1.147 casos nuevos y 49 fallecidos, la cifra diaria de víctimas mortales más alta desde el 6 de marzo cuando la pandemia llegó al país.

El boletín del Ministerio de Salud también confirmó la recuperación de 1.422 personas, con lo que la cifra de curados ascendió a 8.543.

De los nuevos casos, 352 están en Bogotá y los demás en los departamentos de Atlántico (198); Bolívar (150); Valle del Cauca (107); Nariño (96); Cesar (46); Antioquia y Cundinamarca (44); Boyacá (21); Amazonas, Tolima y Magdalena (15) y Santander (11).

El resto de los contagios están en Chocó (7); Cauca (5); Quindío, La Guajira y Córdoba (4); Risaralda (3); Huila y Sucre (2); Norte de Santander y Casanare (1).

Después de Bogotá, que tiene 9.989 contagios, las regiones de Colombia que acumulan más casos de coronavirus son los departamentos de Atlántico (3.929), Valle del Cauca (3.471), Bolívar (3.192), Amazonas (1.847), Antioquia (1.103), Nariño (1.102), Meta (975), Cundinamarca (850) y Magdalena (610).

Récord diario de fallecidos
Aunque el país tuvo hoy 401 contagios menos que ayer, hubo un récord diario de 49 fallecidos.

De estos, 13 fueron confirmados en el Atlántico (ocho en Barranquilla, tres en Malambo y dos en Soledad), y ocho en Bolívar, todos en Cartagena de Indias.

También fueron registrados siete decesos en el Valle del Cauca (cinco en Cali, uno en Obando y otro en La Unión), la misma cifra en Bogotá y seis en Nariño (cuatro en Tumaco, uno en Aldana y otro en Mallama).

Los seis restantes fallecieron en Amazonas (Leticia), Chocó (Quibdó), Boyacá (Sogamoso), Córdoba (Montelíbano), Magdalena (Puebloviejo) y Norte de Santander (Cúcuta).

En esta jornada se procesaron 12.038 pruebas concentradas en 234 zonas de alto riesgo de contagio, con lo que el país termina mayo con 331.817 test tomados.

Nueva fase de la cuarentena
Con las cifras diarias más altas desde que comenzó la pandemia, Colombia inicia mañana un periodo de mayor flexibilidad de la cuarentena obligatoria vigente desde el 25 de marzo que permitirá la apertura de los servicios de peluquería, parqueaderos públicos para vehículos, museos y bibliotecas, entre otros.

Por disposición del Gobierno, el aislamiento que terminaba hoy fue extendido hasta el 1 de julio con 43 excepciones, aunque los mandatarios locales podrán endurecer las medidas en sus territorios si lo encuentran necesario.

Mientras el confinamiento se flexibiliza, en Bogotá, Cartagena y Cali, principales focos de contagio, los gobiernos locales mantendrán las restricciones actuales e incluso aumentarán las medidas de bioseguridad.

Estas ciudades capitales permanecerán durante las próximas dos semanas bajo un monitoreo estrecho, con una estrategia de tamización con el apoyo del Instituto Nacional de Salud (INS).

En el caso de Bogotá, la alcaldesa Claudia López ordenó a partir de mañana el cierre del populoso sector de Kennedy, que tiene la mayor cantidad de infectados de la capital colombiana

Te podría interesar

Deja tu comentario