Cómo combatir los celos después de una infidelidad?


Acabar los celos después de una infidelidad no es una tarea fácil y puede traer consigo dificultades para la relación.

Te explicamos las mejores estrategias para combatirlos.

Cuando se produce un engaño dentro de la pareja, este hecho actúa como un terremoto, sacudiendo los cimientos sobre los que se construyó la relación, surgiendo la desconfianza y los celos

La intensidad de las sospechas dependerá en parte de cómo éramos antes de la traición: Si por lo general confiábamos en nuestra pareja o si los celos ya formaban parte de nuestro día a día, pero es probable que ante una infidelidad nos volvamos más suspicaces.

Poco importa en qué fase de la relación estuviese la pareja, un engaño siempre genera dolor, y más si es de índole emocional o sexual. Y es que, no estamos preparados para que la persona en la que más confiamos nos mienta.

Modelos de relación

Hasta hace poco tiempo, el modelo de pareja predominante era el matrimonio heterosexual monógamo, pero la sociedad ha evolucionado y cada vez más personas establecen relaciones fuera de ese arquetipo.

De ese modo, hoy en día podemos encontrar más fácilmente parejas swingers o personas que practican el poliamor en alguna de sus diferentes estructuras.

Pero si algo tienen en común todas las relaciones afectivas, es que sus miembros deben pactar de manera explícita o implícita qué tipo de acuerdos sustentan su unión.

Y obviamente, uno de los puntos básicos que deben tratar será el modelo de relación emocional y sexual que se desea establecer.

¿Qué entendemos por infidelidad?

La infidelidad es un concepto que cada pareja debe determinar qué es y qué no. Así, para muchas personas consistirá en que uno de los cónyuges mantenga relaciones sexuales con un miembro externo a la pareja.

En cambio, para otras también lo será flirtear, contactar con personas por internet con una intención sexual o tener un enganche emocional con alguien que no sea su pareja.

Todas las relaciones pasan por diferentes etapas y el pacto sobre la fidelidad no tiene por qué ser estático, puede evolucionar si hay un acuerdo. El problema llega cuando una de las dos partes quebranta las normas convenidas y se produce la traición.

Cómo gestionar los celos después de una infidelidad

Si nos centramos en un rasgo tan importante como son los celos, es fácil que estos surjan y se instalen en la vida de la pareja después de una infidelidad. Por ello, veamos algunos de los aspectos emocionales que debemos trabajar con más empeño para combatirlos.

1. Mejorar nuestro autoconocimiento
Una infidelidad es un excelente momento para analizar el origen de nuestras inseguridades y el motivo por el cual se convierten en celos. Si no nos conocemos mejor y entendemos qué nos produce dolor, difícilmente podremos superar la crisis.

2. Recuperar la confianza en nuestra pareja
Los celos tienen un componente de desconfianza muy importante. Para volver a fiarnos de nuestra pareja, es básico que podamos comentar cada aspecto de la relación que nos preocupe, y juntos decidamos cómo afrontarlo.

3. Aprender a utilizar los «mensajes yo»
Comunicarnos de forma adecuada con nuestra pareja será imprescindible para la gestión de la situación. Este tipo de mensajes consisten en describir lo que ocurre, anteponiendo nuestros sentimientos al hecho en sí, sin caer en ningún tipo de acusación hacia el otro. Al utilizarlos facilitamos una comunicación más fluida y menos conflictiva.

4. Olvidar los reproches
Cuando nos han traicionado, es fácil que recriminemos a la otra persona el dolor que nos ha causado. Sin embargo, hacerlo incrementará la herida, creará discusiones innecesarias y aumentará el malestar.

5. Respetar la libertad del cónyuge
Desconfiar de la otra persona y querer controlarla en todo momento no hará más que distanciarla de nosotros. Por mucho que nos haya dolido su infidelidad, comprender que no nos pertenece y respetar su independencia serán dos buenos principios para reconstruir la relación.

6. Amar, no necesitar
Cuando sentimos celos podemos olvidar la diferencia entre amar y necesitar. Las personas debemos aprender a querer a nuestro cónyuge sin caer en la dependencia emocional. Esta no conseguirá más que el efecto contrario: alejar a nuestra pareja.

7. Traspasar el dolor
Es completamente normal que nos sintamos tristes, angustiados o enfadados cuando nos han engañado. Sin embargo, deberemos aprender a sentir las emociones para luego dejarlas ir. De lo contrario, corremos el riesgo de que se instalen en nuestro día a día.

8. Perdonar
Tardemos más o menos, al final solo tendremos dos opciones: o perdonar o finalizar la relación. Vivir sin perdonar no es viable a largo plazo, ya que causará muchísimo más dolor y malestar en ambos miembros de la pareja.

9. Aceptar
Solo podremos estar en paz con nuestro cónyuge si aceptamos que todos somos humanos y que podemos cometer errores sin calibrar las consecuencias de nuestros actos.

10. Agradecer
Dar las gracias por todo lo vivido y aprendido en esta difícil situación nos ayudará a estar en armonía con nosotros mismos y nuestra pareja, por lo que seguramente el vínculo se verá reforzado y estaremos más preparados para enfrentarnos a futuras adversidades.

Si somos capaces de gestionar los celos después de una infidelidad y recuperar la confianza en nuestra pareja, habremos aprendido una gran lección de vida e indudablemente seremos más fuertes y sabios.

Fuente:mejorconsalud

 

Te podría interesar

Deja tu comentario