Recuerdan caso de dos lanzadores que intercambiaron esposas, hijos, perros y domésticas

El escándalo más inmoral de las Grandes Ligas: Lanzadores yankis intercambian esposas, hijos, perros y domesticas
 

Santo Domingo, RD.- Un cinco de marzo de 1973, hace 47 años y un día, ocurrió uno de los acontecimientos más estremecedores en el mundo deportivo mundial, entre dos lanzadores zurdos de Grandes Ligas, que en ese entonces, pertenecían al conocido equipo de los Yankis de Nueva York, y que intercambiaron sus esposas, los hijos, automóviles, casas, perrros y domésticas.

Se trató de un acontecimiento insólito, increíble y al mismo tiempo difícil de creer, pero sucedió en la vida real.

Los protagonistas de esta historia fueron Fritz Peterson y Mike Kekich, quienes eran íntimos amigos y por sus decisiones fueron llamados por muchos como depravadores, inmorales y recibieron otros tipos de calificativos impublicables.

Ellos dos, acompañados de sus esposas, Susanne Kekich y Marilyn Peterson, los cuatro muy sonrientes, hicieron el anuncio durante una rueda de prensa rodeados de periodistas.

Peterson y Kekich, sorprendieron al mundo del béisbol cuando anunciaron la firma de un peculiar convenio mediante el cual intercambiaban sus respectivas esposas e hijos, con las que contrajeron nuevas nupcias luego de un divorcio programado en 1972 entre las dos parejas.

El inusual intercambio envolvió a toda la familia, incluyendo los perros y las domésticas, en una acción que género todo tipo de críticas.  Todo un revuelo se produjo al darse a conocer la noticia públicamente el 7 de marzo de 1973 durante los entrenamientos primaverales de los Yankis de Nueva York en St. Peterburg, Florida.

Susan Kekich, la esposa original de Mike Kekich aceptó casarse con Fritz Peterson, de 31 años de edad, mientras que Marylin Peterson contrajo matrimonio con mister Kekich, de 28 años, para  completar el sarcástico trueque familiar.

Ambas mujeres que aceptaron también el arreglo de intercambiar los esposos, y se mudaron a sus nuevos hogares muy satisfechos cargando incluso con dos hijos cada una, fruto de sus fantasiosas relaciones con los antiguos esposos.

En la primera salida al montículo de Fritz Peterson el 22 de marzo, dos semanas después de anunciarse el cambio de esposas, una multitud de 4,320 fanáticos se pararon de sus asientos para abuchearlo en un partido de pretemporada frente a los Mets de Nueva York.

Cada vez que Peterson llegaba al plato a batear, los gritos, silbidos y rechiflas de los fanáticos crecían progresivamente. “Al menos estos no sucederá durante la regular, ya que estaremos usando el bateador designado y yo no tendré que venir a batear”, comento Peterson de manera irónica.

Este intercambio de familia fue como un maleficio, para ambos lanzadores, comenzando por la decisión que tomo el equipo de separar al zurdo Kekich del club al enviarlo a los Indios de Cleveland, tras lanzar apenas en cinco partidos.

El derecho Peterson que estaba en su octava campaña en las mayores se mantuvo hasta ese año en la escuadra neoyorkiana.  Tuvo muy pobre actuación en la campaña de 1973. Registró marca de 8-15, 3.95 de efectividad en 31 partidos todos como abridor, solo seis completos, y permitiendo 207 hits en 184.1 entradas lanzadas, otorgando 49 bases con solo 59 ponches

Al año siguiente Peterson apenas lanzó tres partidos con el uniforme rayados siendo negociado en un cambio múltiple con los Indios de Cleveland el 27 de abril de 1974 junto a Steve Kline, Fred Beene y Tom Busky por Chris Chamblis, Dick Tidrow y Cecil Upshaw.

Mientras que Kekich que agotaba su séptima estación en las mayores, apenas pudo combatir con su “negociador” y compañero en el equipo de los Yankis donde tuvo 1-1 en cinco presentaciones antes de ser enviado el 12 de junio a la tribu por Lowell Palmer.

Esa campaña de 1973 fue un desastre para Kekich. Terminó combinando foja de 2-5, 7.52 de efectividad, en 21 partidos, diez como abridor, 64.2 entradas 93 imparables, 49 boletos y solo 30 ponches.  Con la tribu de Cleveland ligó 1-4 en 16 partidos.

La alineación titular de los Yankis ese año tenia al estelar Thurman Munson (C), el dominicano Felipe Alou (1b), Horace Clarke (2b), Gene Michel (Ss) y Graig Nettles (3b). Patrullaban los jardines Roy White (Rf), Bobby Murcer (Cf) y Mateo Alou.

El principal lanzador de la rotación era Mel Stottlemyre, seguido de Doc Medich, Peterson y Lindy McDaniel. La maldición parece que afectó a todo el equipo dirigido por Ralph Houk, que finalizó en tercer lugar en el Este de la Liga Americana con record de 80-82.

Tras salir de los Yankis tanto Kekich como Peterson lanzaron luego para los Indios de Cleveland y Rangers de Texas, pero nunca lograron juntarse con esos clubes. 

Kekich estuvo con la tribu la última mitad de la campaña de 1973, pero perdió toda la temporada de 1974, precisamente el año cuando llegó al equipo Peterson, enviado a allí el 27 de abril en un cambio múltiple.

Mr. Kekich reternó con Texas en 1975, pero se ausentó de nuevo del béisbol en 1976, año en que Peterson arriba a los Rangers, procedente de la tribu, retirándose al final de esa campaña. Kekich en cambio  terminó su carrera un año más tarde, en 1977, con los Marineros de Seattle.

Fuente:Eljacaguero.com

 

Te podría interesar

Deja tu comentario