7 comidas que puedes meter en el refrigerador

  • por . sábado 07 marzo 2020


Si quieres reciclar y ahorrar tiempo y dinero cuando cocinas debes aprovechar las bondades del congelador. Hay muchos alimentos crudos o cocidos que puedes tener en el congelador y van a durar más y te ahorraran tiempo en la cocina si ya los tienes listos.

Hay muchas comidas que puedes mantener sin problemas en el congelador en vez tirarlas a la basura.

Acá tienes 7 comidas que puedes congelar y probablemente no sabías:

1.- Maíz
Los maíces frescos pueden llegar a durar un año en el congelador. La idea, para que conserven su sabor, es que cuando estén recién cosechados o comprados los metas de inmediato en el congelador, con cáscara y todo.

2.- Ajo
Lo ideal es congelar las cabezas enteras. Si dejas los dientes sueltos en algún recipiente a temperatura ambiente o en aceite de oliva podrías intoxicarte por la toxina botulínica, según el Centro Nacional para la Preservación de los Alimentos Caseros.

3.- Papas fritas
Las papitas fritas pueden perder textura si las dejas al aire libre, es por eso que puede resultar muy conveniente meterlas al refrigerador, ya que sólo demoran unos minutos en descongelarse cuando las necesites.

4.- Harina.
La harina puede durar mucho más si la conservas en la nevera. La mayoría suele guardarla en algún mueble de la cocina, pero los expertos en estos temas, como los panaderos y pasteleros, prefieren guardarlos como ingredientes fríos en el congelador.

5.- Huevos sin cáscara
Debes guardarlos con cuidado para que no se revienten y dañen otros alimentos. Los sacas del cascarón y agregas un poco de sal. Pueden durar hasta un año si los congelas.

6.- Pastas y arroz
Puedes congelar el arroz y las pastas sin salsa en porciones individuales. Cuando los quieras descongelar, debes esparcir unas cuantas gotas de agua y lo calientas en el microondas.

7.- Chocolate
Este alimento es un poco “especial”, si lo intentas congelar de inmediato en la nevera superior puede perder consistencia. Lo que debes hacer es pasarlo por la parte baja de tu refrigerador por unos días, para que se enfríe de manera lenta, y luego lo subes al frigorífico.

Te podría interesar

Deja tu comentario