Patrice Evra revela que jugaba con un trozo de pollo en un botín y que de niño mendigaba en la calle


"Mi carrera como jugador de fútbol ha terminado oficialmente", anunció el futbolista francés Patrice Evra, ex jugador del Manchester United y de la Juventus entre otros, este lunes en el diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport.

El ex lateral indicó su deseo de continuar su carrera en el fútbol, pero en calidad de entrenador. "Empecé en 2013 el curso para la licencia de la UEFA B como entrenador, ahora quiero terminarlo para pasar a la UEFA A. En otras palabras, en un año y medio estaré listo para dirigir un equipo", añadió.

A su vez, publicó una columna en The Players Tribune, el sitio en donde los protagonistas cuentan en primera persona historias de superación y anécdotas. Allí, el francés de 38 años reveló detalles desconocidos de su infancia y su carrera.

"Mí único objetivo es ser el mejor ser humano que pueda ser", explicó Evra quien nació en Senegal y de niño se mudó a Bélgica ya que su padre se desempeñaba como embajador allí.

En total tiene 24 hermanos, aunque nunca convivió con todos ellos al mismo tiempo. Cuando vivía en Les Ulis, Francia, sus padres se divorciaron: "Mi padre se llevó el sofá y el televisor". Allí, sus hermanos mayores tuvieron que buscar trabajo para subsistir, pero no pudieron evitar que su familia caiga en la pobreza.

"Compartía colchón con tres de mis hermanos  cuando estaba lista la comida había que ir corriendo para poder conseguir un plato", recordó. En un momento, sus hermanos mayores se fueron a vivir solos y él tuvo que salir a mendigar a las calles de París.

"Robaba comida, ropa, videojuegos. Me sentaba afuera de las tiendas pidiendo dinero.

Yo decía: 'Señor, ¿tiene un par de francos?'

Y la gente decía: 'Vete. ¿Crees que el dinero cae del cielo?'

Esa fue mi infancia. Esa fue Les Ulis. Pero escucha: era feliz.

Siempre fui feliz".

El francés reveló que siempre supo que iba a ser futbolista, incluso de pequeño en la escuela se lo anticipó a su maestra, ante las risas de sus compañeros. Su primera oportunidad fue en un pequeño equipo de Sicilia, Italia, a donde llegó gracias a la ayuda de un desconocido a quien apodo como "ángel".

Cuando llegó a la estación de Milán, el joven Evra perdió su tren y quedó varado. Luego de un llamado telefónico, su madre lo obligó a regresar de inmediato a París, pero un hombre se ofreció a acogerlo durante esa noche y llevarlo al día siguiente nuevamente a la terminal, para que tome el tren correcto hacia el sur de Italia.

"Hasta el día de hoy no tengo idea de quién era, pero nunca podré agradecerle lo suficiente", escribió.

Tras triunfar en el ascenso italiano llegó al AS Mónaco y tuvo un lugar en el seleccionado francés Sub 21. Fue defendiendo los colores del combinado europeo en donde sufrió una lesión que parecía marginarlo de lo que restaba de la temporada, hasta que el entrenador Didier Deschamps le dio un consejo.

"Terminé jugando con trozo de pollo en mi botín durante cuatro meses. No entrenaba con él, mi madre jamás me hubiese perdonado por desperdiciar comida, pero antes de cada encuentro le hacía una visita al carnicero". De esa manera, con un botín más largo que el otro, utilizó el pedazo de carne en la punta del calzado como amortiguador para evitar el dolor.

Evra pudo forjar una gran carrera, que incluye pasos por equipos como el Manchester United  y la Juventus, en donde ganó cinco Premier League, dos Scudettoos y una Champions League, en 2008 con los 'Red Devils', entre otros campeonatos.

"A Sir Alex lo considero como un padre. Me aceptó tal y como soy, a veces líder, a veces arrogante", reconoció el francés sobre el ex director técnico del cuadro británico.

El ex lateral recordó lo que una vez dijo su ex entrenador en el Manchester United: "Predijo que dos de sus jugadores se convertirían en entrenadores de alto nivel: Ryan Giggs y yo".

Evra puso este martes punto final a una carrera que inició en 1999 en el Marsala de Italia y durante la cual se asentó en el seleccionado de Francia, país que adoptó como su nación, a pesar de haber nacido en Senegal. En el combinado europeo jugó un total de 69 partidos, aunque fue quedó fuera de la Copa del Mundo de Alemania 2006.

Su trayectoria como futbolista culmina con un total de 791 partidos y 23 goles, y ahora comenzará una nueva en su rol de entrenador,  título que recibiría el próximo año.

Evra levantó en 2008 la Champions League con el Manchester United (Action Images)

Te podría interesar

Deja tu comentario