El insólito, inaudito y extraño caso de una mujer que se quedó parapléjica viendo TV; el pánico se apoderó de ella y comenzó a gritar


Emily Overton, una mujer de apenas 23 años, no imaginó que aquella noche su vida cambiaría para siempre.

Ella se quedó hasta tarde acostada viendo tv con su novio y quedó parapléjica.

Todo parecía normal, ambos veían las luchas en la WWE

El caso insólito tuvo lugar en la localidad Ulceby, Grimsby, Emily Overton y su novio son muy fanáticos de la lucha, así que no tuvieron problema en quedarse hasta muy tarde, disfrutando de un buen momento, pero Emily, de forma inesperada sintió como se le durmieron las piernas y la sensación no se iba.


Woman, 23, permanently paralysed when she stayed up late to watch TV
A WOMAN has been left permanently paralysed after her legs went numb while she stayed up late watching TV. Emily Overton, 23, had been sitting on the sofa with her boyfriend watching WWE when she r…

thesun.co.uk
El pánico se apoderó de la joven y comenzó a gritar de forma desesperada que no sentía sus piernas, hoy su caso es viral.

Su novio, Josh Reed Osbourne, también se preocupó pero mantuvo la calma y rápidamente llamó a emergencias para pedir ayuda.

Los paramédicos llegaron y la llevaron al hospital, pero no imaginaron la respuesta de los médicos. El novio angustiado esperaba en los pasillos, hasta que le avisaron que su novia Emily, estaba fuera de peligro.

Pero, había un problema, el diagnóstico no era nada alentador y había que ser fuertes.

Los médicos fueron claros, Emily presentaba malformaciones arteriovenosas justo en la columna vertebral. Esto sucede cuando los vasos sanguíneos se enredan en dicha zona. No había remedio, era demasiado tarde y Emily tenía que enfrentar su realidad, quedaría en silla de ruedas por el resto de su vida. Por su parte, la joven relató en The Sun:

'Mis piernas se entumecieron"

Ella dijo: “Mi novio y yo somos realmente grandes fanáticos de la WWE, así que nos quedamos hasta tarde para verlo especialmente. Fue alrededor de las 3:30 am cuando decidí irme a la cama. Tenía mis piernas en la silla frente a mí y se sentían un poco adormecidas. Fue cuando traté de levantarme que me di cuenta de que no podía moverlos en absoluto. Estallé en lágrimas, estaba histérica".

"Por suerte, mi novio se mantuvo muy tranquilo y me dijo que todo estaría bien ya que llamábamos a los servicios de emergencia".

Lo cierto, es que Emily asegura que desde los 12 años, sentía dolores intensos en las rodillas, pero hizo caso omiso.

 

Fuente: Soy Carmin

Te podría interesar

Deja tu comentario