Los mangos alimentan y sirven como mascarillas para el cabello y la piel

 

 

 

 

 

El mango es una fruta variada de agradable sabor, con vitaminas A y C, antioxidandes, oligoelementos y nutrientes esenciales para el organismo, pero también ayuda en la regeneración celular de la piel, la hidratación y restaura su elasticidad, debido a que sus componentes aumentan la producción de colágeno que a su vez previene  la aparición de arrugas.

Mascarillas de mango para la piel

-Para la piel seca y con manchas producto del sol, toma la pulpa de mango y mezclala con 4 cucharadas de avena y 1 de azúcar, remueve hasta que se forme una pasta, luego aplica en tu rostro y deja actuar por 15 minutos, y enjuaga con agua tibia.

-Para eliminar la piel muerta e impurezas en la piel te recomendamos como exfoliante -tanto para el rostro como para el cuerpo-, que extraigas la pulpa de mango maduro, 4 cucharadas de avena en hojuela y miel. Mezcla muy bien y luego aplica como si fuera una crema en todo el cuerpo.

Déjala actuar por unos 15 minutos y enjuaga con agua, no importa si tu piel es grasa, seca o mixta, esta mascarilla funcionará perfectamente en tu piel. También puedes agregar 2 cucharadas de yogur a la mezcla, la combinación de estos ingrediente revitalizará tu piel.

-Para el rostro, si tienes problemas de acné o un rostro mu graso, aprovecha los mango verdes, toma un trozo, hiervelo en agua, luego pásalo por tu cara y enjuaga con el agua cuando esté tibia. Podrás gozar de las propiedades astringentes y limpiar tu rostro.

Mascarillas de mango para el cabello
Al igual que en la piel el mango tiene maravillosas propiedades que ayudan a tu cabello a lucir sedoso, sano y brillante.

El mango no solo es nutritivo y delicioso también es un gran aliado para combatir la caspa, la caída del cabello, la resequedad o la adición de grasa al cabello.

Se utiliza a menudo como un ingrediente de cremas hidratantes para el cabello. Gracias a que son ricos en vitamina A y E, que funcionan como antioxidantes y que mejoran la circulación.

 -Haz tu propio acondicionador a base de mango solo necesitarás 1 taza de pulpa de mango maduro, mezcla con 2 yemas de huevo y 2 cucharadas de yogur.

Quedará como una especie de pasta o pureé que deberás aplicar en todo el cabello desde el cuero cabelludo y dejar actuar de 20 a 30 minutos y enjuagar.

-Toma la semilla del mango luego de extraer la pulpa y la cáscara y colócala en aceite de coco, resino o sésamo y deja estar al sol por unos tres días luego aplícalo de la raíz a las puntas; podrás decir adiós a muchos de los problemas de tu cabellera.

 

Te podría interesar

Deja tu comentario