Cancelan boda de cantante La Tigresa del Oriente, porque su novio la dejó plantada


La cantante ya estaba vestida de novia para unir su vida a la de un hombre 45 años menor que ella, pero la televisión peruana descubrió que él tenía un pasado oculto

Descubrieron que prometido de La Tigresa del Oriente tenía otra familia

Lo que sería la boda del año en la televisión peruana se convirtió en uno de los momentos más desconcertantes para La Tigresa del Oriente, cuando su novio, 45 años menor que ella, la dejó plantada a unos minutos de su casamiento.

Nadie auguraba un futuro para la relación entre la cantante de 72 años y el hombre de 27, pero aun así, ella estaba dispuesta a cumplir su sueño frente a las cámaras.

Lo que nadie se imaginaba era que Elmer Molocho ya tenía esposa y tres hijos.

Sin embargo, cuando las cámaras de televisión del programa de la presentadora Magaly Medina llegaron al lugar donde habita la familia, fueron agredidos.

Así se enteraron de que sí vivían juntos, pero que su relación ya había terminado.

Al parecer, Elmer no tenía un lugar donde vivir y por eso compartía el hogar con su ex mujer. La conductora Magaly Medina reveló en su programa que La Tigresa del Oriente sabía de esa relación.

Sin embargo, el prometido de La Tigresa del Oriente amenazó con que no se casaría a menos que la reportera del programa de televisión le ofreciera disculpas públicas por haber ensuciado su nombre.

Mientras Elmer huía, la Tigresa lo veía a través de una señal en vivo, sin que la peinadora se detuviera a ultimar los detalles de su cabello, ya con el velo de novia puesto.

La Tigresa del Oriente se mostró desconcertada ante las cámaras, y aunque no mostraba enojo ni tristeza, comenzó a revelar que su romance con el joven había sido complicado.

"Antes de comprometernos, muchas veces hemos terminado, dijimos que no iba a más. No sé por qué hace esto. Ahora, también, cuando dijo 'no me caso', casi le dije 'yo tampoco me caso'", dijo la cantante peruana sin saber qué hacer.

La Tigresa del Oriente decidió quitarse el vestido de novia para luego llegar vestida de negro al estudio del programa de televisión de Magaly, donde se celebraría la fiesta con un buffet amazónico.

"¡A mí no me afecta, yo soy una tigresa para afrontar todos los retos imposibles para personas, pero, para la Tigresa, ¡un zarpazo y la vida continúa!", gritó frente a las cámaras, antes de confesar que él era quien quería casarse, pero que ella no.

Ya más alegre, la cantante bromeó que botaría a la basura todas las cosas que su ex prometido había guardado en su casa.

 

Te podría interesar

Deja tu comentario