Tuvo que meterse 12 horas en refrigerador para no ser devorado por completo por un cocodrilo

Redacción Internacional.- Un electricista sufrió graves heridas tras el ataque de un cocodrilo en la localidad de Poor Man’s Corner, parroquia de Saint Thomas, ubicada en el sudeste de Jamaica, informa el medio local Jamaica Star.

Nigel Gayle, de 48 años, fue a la playa para descansar después del trabajo, y cuando ingresó al agua fue atacado en la pierna por un cocodrilo. El hombre pidió ayuda, pero no había nadie cerca, tras lo cual logró liberarse del reptil por su cuenta.

Al huir del animal, Gayle se metió en una vieja refrigeradora que había en la playa y utilizó su cinturón para detener la hemorragia. En esas condiciones pasó toda la noche.

Cuando el cocodrilo se le acercaba, hacía ruido para asustarlo y lograba que el animal retrocediera. Tras 12 horas, Gayle fue visto por transeúntes, quienes lo llevaron al hospital. Lamentablemente, era demasiado tarde para salvar su pierna y los médicos debieron amputarla.

Ahora el electricista busca ayuda para conseguir una prótesis y volver a su vida normal.

 

Te podría interesar

Deja tu comentario