La reputación empresarial


Alcanzar el más elevado nivel de calidad, servicio, responsabilidad social y una estructura comunicacional de excelencia, hacen que la empresa logre real reputación, su permanencia en el mercado y el respeto de los consumidores o usuarios.

Sin embargo, alcanzar la reputación empresarial no es tarea sencilla ni lograble de la noche a la mañana, porque es preciso llenar requisitos sin los cuales será imposible mantenerse en ese nivel por largo tiempo.

Los más considerados tratadistas en materia de relaciones públicas, incluyendo a James Grunig, considerado padre moderno de la reputación empresarial, estiman que llegar a este nivel es alcanzar el éxito total, sobre todo, si entre los pasos dados, se cuenta primero con la previsión, la planeación y finalmente el cuidado celoso de lo alcanzado.

El término reputación empresarial no es aún de gran manejo, porque la mayoría de los comunicadores y relacionistas están centrados en la Comunicación Estratégica, la Corporativa y, en algunos casos, en la responsabilidad social de la empresa.
Es tiempo de empezar a ver con ojos certeros lo importante que es para una empresa, para cualquier institución o entidad, adquirir reputación entre sus clientes y usuarios, porque les garantizaría primacía y el éxito permanente.

En República Dominicana este ejercicio es aún tímido, pero podemos garantizar que algunas empresas, instituciones y entidades, han dado pasos importantes en la búsqueda de la excelencia total, transitando con ello hacia la reputación.

Hoy en día, en el país hay ejemplos como el del Banco Popular, en el sector financiero y, el gran esfuerzo que realiza el Banco Central para situarse y ganar reputación como regente de la política monetaria del país.

En el sector privado los pasos grupos como Rica, Cervecería Nacional Dominica y otros consorcios, indican que han comprendido que no es suficiente hacerlo bien, sino que es necesario repartir esa bondad entre consumidores y usuarios.

Si estos ejemplos son bien emulados, en poco tiempo transitaremos hacia un mejor país, con una sociedad consciente y de reputación.

Te podría interesar

Deja tu comentario