Mercedes Castillo: Importancia de la comunicación para dirigir la sociedad

 

mcastillosandoval@gmail.com

                                                                                            (2 de 10)

La comunicación verbal y no verbal, fundamentales para el diario vivir

En el pasado artículo definimos qué era la comunicación, sus objetivos y también hicimos referencia  de algunos tipos de comunicación. En esta segunda entrega abordaremos la importancia de la comunicación verbal y no verbal, las cuales son parte de la comunicación humana. ¿Cuál es su valor en lo personal, laboral y  en lo social?  ¿ Qué importancia tiene para la sociedad el éxito de esos dos tipos de comunicación?. 

En próximas entregas trataremos la comunicación intrapersonal, interpersonal, grupal, individual, intergrupal, intragrupal, pública y privada, masiva, periodística, publicitaria, cinematográfica, digital, empresarial, organizacional, educativa, política, de pareja, sexual, familiar, deportiva, entre otros tipos de comunicación. 

Igualmente, abordaremos los tipos de comunicadores y sus funciones. Y su valor en la sociedad, para qué sirve todo eso, cuál es el propósito principal.

Ya lo estableció el afamado periodista, profesor e investigador Camilo Taufic en su muy leída y apreciada obra, Periodismo y Lucha de Clases: La información como Forma de Poder Político. ” Se informa, en definitiva (se escribe, habla, o exhibe una película), para dirigir”.  No existe la información por la información, la comunicación por la comunicación, existe una intención consciente o inconsciente, explícita o implícita en el acto comunicativo. Nada es por nada, siempre hay algo que mueve al emisor a informar o emitir un mensaje.

Definitivamente, se informa, se comunica o se divulga una información o informaciones con un propósito determinado, es decir con una intención, ya sea persuadir, incidir e influir en alguien, para hacerla cambiar de opinión o percepción sobre algo o alguien, para buscar cercanía o para lograr un propósito personal, familiar, de un grupo, de un candidato, partido o gobierno, etc.

 No nos engañemos, siempre se comunica algo por algo. Esa intención se expresa en todos los tipos de comunicación, (humana y masiva).
Bajo ese cristal entran la comunicación verbal y no verbal y los demás tipos de comunicación. Es importante establecer de entrada que la comunicación es innata al ser humano. Se observa con el llanto del niño/a cuando nace, se comunica a través del grito, llanto. 

Para realizarse el acto o proceso de la comunicación verbal y no verbal y en los demás tipos de comunicación deben  participar el emisor -quien codifica y emite el mensaje-, el receptor (quien decodifica y recibe el mensaje), el mensaje o información a comunicar (el qué), el canal o medio de comunicación a través del cual se envía el mensaje, un código (signos) común a ambos interlocutores para codificar y decodificar e interpretar el mensaje, el contexto  o realidad y lugar en que se comunica el mensaje. Nada en el aire, siempre centrado en la realidad misma, nunca al margen de ella.

Es así que debemos entender el acto comunicativo, el proceso comunicacional. Sobre esa base analizamos la importancia de la comunicación verbal, la que usa las palabras habladas, los signos auditivos, la oral para comunicar. Este tipo de comunicación es la que utilizamos 24/7. Es la que se produce entre dos o más personas utilizando signos lingüísticos, que representan la realidad. (Ferdinand de Saussure). 
En este tipo de comunicación el emisor y el receptor intercambian los roles en medio del proceso comunicacional. La comunicación se convierte en un diálogo entre ellos, en el que se comunican informaciones, opiniones, emociones, afectos, ideas, cosas, los cuales reaccionan e intervienen dando su opinión ante la información recibida. Es la comunicación que utilizamos 24/7 en las familias, con los vecinos, entre estudiantes, entre compañeros de trabajo, en el autobús o guagua, en la esquina, en la fiesta, etc. En fin, hablamos  siempre, no somos mudos.

Este tipo de comunicación además de usar las palabras hablada, también utiliza la palabra escrita, por medio del papel, que ha jugado un rol importante en la historia, especialmente, después de la invención de la imprenta.

La comunicación no verbal, no realizada a través del habla, sino, por medio de gestos y movimientos del cuerpo, los cuales comunican positiva o negativamente el parecer de las personas, muchas veces contradiciendo lo dicho verbalmente

Usted puede afirmar que le gusta algo o alguien, y, con las gesticulaciones de las manos y del cuerpo, del semblante del rostro, la forma de pararse, de caminar, el tono de la voz, postura del o de los hombros, la mirada o  movimientos de la cabeza puede observarse que no es así, que no se corresponde con lo expresado verbalmente. 

Los  investigadores utilizan mucho este tipo de comunicación para descubrir la verdad. Y todo el mundo debe utilizar este conocimiento para no dejarse engañar por gente que andan en las calles, comunidades e instituciones engañando, aprovechándose de la  ignorancia del otro o de los otros. 

Los comunicadores sociales necesitamos igualmente, aplicar este conocimiento en el ejercicio de nuestra profesión, es bien importante tomarla en cuenta, como también los medios sensoriales, es decir, los cinc0 sentidos (vista, oído, olfato, tacto, el gusto).Son unos importantísimos canales de comunicación humanos, naturales, que igualmente usamos  todo el día y parte de la noche.

 ¿Qué cosas importantes ven nuestros ojos que debemos comunicar a la sociedad? ¿Qué cosas trascendentes oyen, escuchan nuestros oídos que debemos informar? ¿Qué olfato tenemos de la decisión que tomó una institución x? ¿A qué huele esa decisión? ¿Qué mensaje percibimos cuando alguien nos da un saludo frío o caliente al darle la mano o un abrazo?.

Las respuestas a estas preguntas son fundamentales para dirigir bien, en virtud de que las relaciones cultivadas entre las personas, vecinos, en las familias y su entorno, en las instituciones y en seno de la sociedad es determinante para la armonía y la sana convivencia.

Por igual resulta interesante saber cuáles temas, o situaciones son del tanto del emisor como del receptor del mensaje que comunican entre sí, qué están pensando u opinando de tal o cual, candidato, partido o gobierno y en qué dirección, positiva o negativa.

De que conversan, dialogan los empleados de una empresa, organización o institución. Qué imagen tienen de la misma y de sus jefes. Qué critican y desean que mejoren. Todo eso es importante para dirigir bien y ser exitoso en el desempeño de las funciones.

Es mucho los problemas que se crean cuando las relaciones o comunicación entre las personas no son buenas, pues se producen roces, discusiones acaloradas, violencia a todos los niveles, crisis de grandes dimensiones, intranquilidad, ingobernabilidad por la falta de unas buenas relaciones o comunicación para el buen entendimiento. 

De ahí la importancia de la comunicación verbal y no verbal, quien o quienes dirigen empresas, instituciones, organizaciones, grupos de personas y el propio Estado están en el deber de propiciar, fomentar el respeto en el ejercicio de la comunicación verbal, las buenas relaciones verbales y no verbales entre las personas. Si hacemos eso, ganamos todos.

 

Te podría interesar

Deja tu comentario