Muere de un infarto exvicepresidente hondureño pedido en extradición por EEUU

Tegucigalpa.- El exvicepresidente de Honduras (1986-1990) y presidente del Grupo Continental, Jaime Rosenthal, pedido en extradición por EE.UU., falleció hoy a los 82 años a causa de un infarto, informaron fuentes oficiales y medios locales.

Rosenthal, quien era solicitado en extradición por Estados Unidos por el delito de lavado de dinero ligado al narcotráfico, murió este sábado en un hospital privado de San Pedro Sula, norte de Honduras, donde fue ingresado este viernes tras sufrir un infarto.

El fallecimiento de Rosenthal fue confirmado por Luis Zelaya, excandidato presidencial y presidente del Consejo Ejecutivo del Partido Liberal, bandera bajo la cual fue precandidato presidencial en las elecciones de 1985.

Nacido el 5 de mayo de 1936 en la ciudad de San Pedro Sula, la segunda más importante de Honduras, Rosenthal era un reconocido político y banquero, y ex precandidato presidencial.

Rosenthal cumplió arresto domiciliario desde noviembre de 2015 y en mayo próximo se celebraría el juicio contra él por el delito de falsificación de documentos públicos.

El Ministerio Público acusaba a Rosenthal de falsificar documentos públicos para reducir el pago de impuestos por la importación de carne congelada desde Brasil a través de su empresa Alimentos Continental, la cual fue embargada en octubre de 2015.

El reconocido político era acusado junto a otros miembros de su poderosa familia, que incluye a su hijo, el exlegislador y empresario hondureño Yani Rosenthal Hidalgo, y su sobrino Yankel Rosenthal Coello, exministro de Inversiones, por Estados Unidos de lavado de activos ligado al tráfico de drogas.

Su hijo, ex ministro hondureño (2006-2009), fue condenado en 2017 en un tribunal federal de Nueva York a tres años de cárcel por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico del cartel de Los Cachiros, tras entregarse al Gobierno de EE.UU. en octubre de 2015.

De acuerdo con la acusación, los Rosenthal utilizaron el sistema bancario y sus negocios para lavar las ganancias de narcóticos traficados hacia Estados Unidos.

Tras la denuncia de EE.UU. contra el Grupo Continental y los tres Rosenthal, varias de sus empresas fueron intervenidas por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).

 

Te podría interesar

Deja tu comentario