Valdez Russo: Manny Acta me daba boches y su comunicación con él fue pésima: Era Aroboy que dirigía

Santo Domingo, RD.- El presidente del equipo de las Aguilas Cibaeñas, doctor Valdez Russo, dijo que Manny Acta le daba boches y que su comunicación con él fue pésima, según lo que ha salido a relucir en los medios de la famosa Asamblea donde los directivos decidieron prescindir de los servicios de su vicepresidente de Operaciones.

.Apuntó que uno de los boches que recibió de Acta, fue en una ocasión cuando se reunió con Juan Carlos Pérez y otros peloteros del equipo, incluidos importados, quienes les pidieron que prohibiera a Aroboy entrar al clubhause del equipo.

Agregó que Manny le reprochó por haberlo hecho, pero le dijo que es el presidente del equipo no solo para firmar cheques, y que fueron los propios jugadores quienes solicitaron la reunión.

Manifestó que entre el equipo no hay ningún pelotero que sea líder, porque Manny no lo permitia, que en realidad quien tomaba las decisiones era su asistente personal Aroboy.

.Asimismo, dijo que la propuesta hecha por Manny para continuar como vicepresidente de Operaciones del equipo es extravagante, que rompe con todos los esquemas anteriors de las Aguilas.

ESTO FUE SOLO UNA PARTE DE LO QUE DIJO EN ESA ASAMBLEA:

“Yo también creo que la propuesta de Manny Acta es extravagante, él está muy alto. Rompe con todos los esquemas anteriores de las Águilas y con una cláusula de escape que si a Aroboy le da la gana de darle una pecosá a usted se la puede dar porque a él no lo pueden botar. Son 600 mil dólares que hay que darle si lo va a botar, 600 mil dólares es su cláusula de escape, a Manny Acta (le corrigen).

Por economía yo creo que ese departamento de operaciones es un poco oneroso porque, le pagamos 120 mil dólares, van a ser 150 (mil), pero 102 mil pesos la yipeta, el chofer de él, que es un chofer que él lo tiene como del departamento de operaciones de béisbol y ese no sabe de pelota, es un guardia. Tiene un sueldo de operaciones de béisbol, no los sueldos que nosotros le pagamos, que le pagaba tú Chilote, que le pago yo a Carlos, de chofer. Y vive con él en el penhouse allá donde él está alquilando un apartamento de 1,700 dólares mensuales, todo lo que él pide las Águilas se lo está dando”, dice Russo en una parte del encuentro.

“¿Pero qué pasa? Que es la otra cosa, que es el punto cuatro. La falta de armonía, con la ausencia de un liderazgo estimulante, no que haya un líder, porque había uno, pero que fuera un líder querido y estimulante llenó de malestar a los jugadores. Ese todo el mundo lo conoce, lo conocen en el Escogido, lo conocen en todas partes y voy a usar la palabra que usó Ulises para referirse a él, el gorila, que es Aroboy. ‘¡Ah, seguro que ustedes tienen también problemas con el gorila!’ Sí, sí, tenemos problemas con el gorila, no nosotros, a Aroboy yo le cogí un cariño grandísimo.

Los jugadores. Ustedes saben que los jugadores que subieron aquí no fue Juan Carlos Pérez, que vino a quejarse de Aroboy, él específicamente, porque para eso viene Juan Carlos Pérez a hablar conmigo, aquí estaban hasta los importados.

¿Y? Manny Acta fue otro de los boches que me dio, ¿por qué yo me reuní con los jugadores? Yo le dije, ‘porque yo soy el presidente del equipo y ellos querían hablar conmigo, me solicitaron una reunión, ¿qué le digo, qué te voy a preguntar a ti, entonces qué es lo que yo soy aquí, el que firma cheques?, lo siento yo no tengo esa actitud, yo los quise oír’, ¿qué fue lo que me dijeron? ´No queremos que Aroboy vaya al clubhouse’.

Te lo pedí que no vaya al clubhouse y qué pasó, el mismo día en el clubhouse estaba Aroboy y al otro día también en la capital, no me jodas. Es mala la comunicación”, explicó el profesional de la salud en otro lugar.

“Con mi gerente la comunicación fue pésima y no de aquí para allá. Las veces que hablé con Manny o lo llamé o me senté al lado de él en su palco, una vez lo invité a mi casa y no fue, no pudo, una excusa pero me facilitó otra fecha tampoco y las veces que fue a hablar conmigo fue a comerme, al presidente, sí, Rosa es testigo, una vez que estaba ahí. Yo no creo que son formas de venir a reclamar porque él es un empleado, empleado de nosotros, los detalles no importan, no fue por algo que yo hice, pero yo creo que no procede la manera del reclamo que él hizo y yo me quedé mira así callao y nada más lo escuché, tú lo sabes, tú estabas ahí, creo que tú me estabas consolando, te sentía pasándome la mano, como que te dio pena, porque hasta gente se voltió a ver por qué me estaba hablando así a mí, que no tenía que ver conmigo, tenía que ver con un cronista deportivo o algo. Bueno, eso se le dejó pasar. No fue una sola, fueron varias”.

“Tuvo mala comunicación, pésima comunicación, yo lo acuso a él de que falló gerencialmente en estructurar un equipo competitivo, no gestionó los refuerzos de calidad suficiente, en número y para llenar los huecos de posiciones que teníamos, se fueron peloteros y no se contrataron otros que estaban desde el principio. Llenando huecos con otros jugadores que no se había contado con ellos desde el principio”.

Te podría interesar

Deja tu comentario