El robot ruso "Boris" resultó ser un hombre disfrazado


La televisión estatal rusa cubrió un foro tecnológico y elogió las destrezas del "avanzado" robot, que sabía matemáticas y estaba aprendiendo a bailar, pero los desconfiados espectadores sembraron sus dudas y terminaron destapando el error del reportero

La televisión estatal rusa lo presentó como un robot humanoide ultra avanzado, con conocimientos en "matemáticas, dibujo" y destreza en el arte del baile. En cambio, muy lejos de ser el último éxito en robótica, el "androide" no era más que un hombre disfrazado.

Así lo probaron los escépticos espectadores, que muy pronto comenzaron a hacerse preguntas en redes sociales, en las que cuestionaban la autenticidad del robot.

El reportero de la televisión estatal se encontraba cubriendo Proyektoria, un foro tecnológico dirigido a niños y jóvenes. Con el fin de entretener a los más pequeños, el robot, de nombre Boris, bailó junto a los presentadores del evento y demostró sus peculiares habilidades.

"Ya aprendió a bailar y no lo hace tan mal" exclamó el reportero, refiriéndose al humanoide.

Lejos de sorprender a la audiencia, las destrezas del robot ruso inquietaron a muchos usuarios que lanzaron acertadas preguntas a través de sus redes sociales.

¿Por qué el robot hace movimientos involuntarios? ¿Dónde están los sensores externos de Boris? ¿Por qué el tamaño del robot parece ideado para que el cuerpo de una persona entre en él?

El portal especializado TJournal planteó las mismas cuestiones. En su web se preguntaban cómo un androide podía moverse de aquella manera, casi a placer, cuando todos los desplazamientos de un robot son siempre programados.

Muchas preguntas colmaron las redes sociales y enseguida llegaron las respuestas. Los propios espectadores compartieron capturas del reportaje televisivo en el que se apreciaba un cuello sospechosamente humano a través de una de las ranuras del disfraz.

A estas fotografías se sumó la prueba gráfica que difundió a través de su cuenta de twitter MBKh Media, la agencia de noticias creada por el oponente de Putin, Mishail Khodorkovsky, fugado de Rusia. En su publicación mostró fotos del actor preparándose antes de la función, con casco en mano y enfundado en el sensacional disfraz.

Según informó The Guardian, el artificioso traje es obra de una compañía llamada Show Robots, disponible para todo aquel que pague los 250.000 rublos o 3.770 dólares que cuesta.

La retransmisión del periodista aún está publicada en el canal de Youtube Russia-24. Según explicaron los responsables de la feria tecnológica, su intención nunca fue engañar a los jóvenes, y recuerdan que durante la charla, nunca aseguraron que Boris fuera un robot real.

Los organizadores de Proyektoria quisieron dejar claro así que la instancia que lo catalogó como androide era ajena al evento. En el momento en que la verdad se destapó, los usuarios se divirtieron con memes en redes sociales, achacando la falsa noticia al bochornoso error del reportero encargado de la emisión.

Te podría interesar

Deja tu comentario