Cómo realizar un buen mantenimiento de equipos informáticos en casa

 

Hoy en día, los ordenadores se han convertido en una pieza esencial para multitud de tareas diferentes. Desde las oficinas y la elaboración de informes o el cotejamiento de datos, hasta los hogares y las labores de ofimática o incluso el teletrabajo, son muchos los entornos y situaciones que se han vuelto más sencillos gracias al uso de estos equipos. Por eso, protegerlos adecuadamente es toda una prioridad para sus propietarios.

Con Internet de por medio, la búsqueda de herramientas de mantenimiento se ha vuelto muy sencilla, pero también se han multiplicado las posibilidades de tener problemas por culpa de ataques por parte de terceros. La falta de un seguimiento en la instalación de controladores para todos los dispositivos, o incluso el uso de piezas obsoletas pueden abrir brechas de seguridad que sean una puerta totalmente abierta para personas con malas intenciones.

Cuidado del equipo y ciberseguirdad son dos asignaturas pendientes en muchos hogares. Quienes acaban de comprarse un ordenador o estén a punto de hacerlo, en cuyo caso recomendamos ojear este análisis para ver buenas torres a buen precio, deben aprender también cuáles son las tareas más habituales para evitar problemas de funcionamiento, falta de rendimiento o infección por virus informáticos de cualquier clase.

¿Cómo mantengo mi ordenador al día y seguro?

Hay que realizar una serie de tareas rutinarias y mantener ciertos hábitos para evitar que aparezcan los problemas por el mal uso o el deterioro tanto del software (los programas) como del hardware (los componentes) del PC. No son tareas complicadas, pero sí importantes para conseguir que el equipo siempre rinda al máximo posible y no aparezcan inconvenientes por posibles infecciones a causa de software malicioso.

Antivirus, tu aliado fundamental

No puede faltar nunca en un ordenador. El antivirus es uno de los primeros programas que deben instalarse en el equipo para evitar que este sea presa fácil de toda clase de virus, gusanos, troyanos y malware en general. De hecho, se recomienda no navegar apenas por internet hasta contar con uno bien robusto instalado en el equipo.

Es cierto que, en la actualidad, sistemas como Windows 10 incorporan Windows Defender, un sistema de seguridad que trata de evitar cualquier acceso no deseado. No obstante, recomendamos recurrir a las licencias oficiales de las suites de seguridad más importantes, como suelen ser las de McAfee y similares. Tendrás que pagar por su soporte, pero a cambio te garantizan una protección absoluta y actualizaciones constantes para detener cualquier nuevo virus que nazca.

Los drivers, siempre actualizados

Las piezas de tu PC funcionan en él gracias a los drivers, también conocidos como controladores. Cada cierto tiempo, los fabricantes lanzan actualizaciones para estos con el fin de mejorar su rendimiento o solventar posibles errores que pueda haber. De hecho, estas nuevas versiones son de instalación obligatoria si se quiere cerrar cualquier posible brecha que sirva de coladero para ataques. Hay que estar siempre al día.

Para conseguirlo sin tener que estar visitando webs constantemente para descargar los instaladores de los controladores, una buena opción es contar con una Herramienta para actualizar drivers profesional. En ese sentido, te recomendamos echar un vistazo al enlace para leer el Análisis de iObit Driver Booster 6 Pro, la mejor herramienta para mantener actualizados los drivers del PC que existe actualmente.

Múevete por webs seguras

Una de las principales maneras de caer presa de cualquier virus, incluso con los mejores antivirus y firewalls activados, es moverse por portales online de procedencia dudosa. Los navegadores modernos advierten al usuario a la hora de entrar en ellos, aunque también es algo fácil de detectar si se ve que la dirección que se está visitando comienza por "http" en lugar de "https", siendo esta última la opción realmente segura.

Es aconsejable y casi obligatorio moverse siempre por webs que sean seguras a la hora de navegar y dejar apartadas todas aquellas que no se acojan a los nuevos protocolos de seguridad, siendo ese inicio de URL que hemos indicado uno de los mejores modos de detectarlo. Si no cumplen, apártate de ellas y aléjate, porque solo te traerán problemas.

El software oficial, siempre

Más de uno ha podido estar tentado de descargar algún software con licencia pirata para ahorrarse el dinero que vale el programa original. Puede que esto te sirva para ahorrar a corto plazo, pero también es muy probable que se traduzca en la instalación de algún virus o programas con intenciones mucho peores.

Muchos casos de secuestro de datos, con rescate incluido, se han dado debido al uso de programas sin licencia original. Por eso, muévete siempre dentro de la legalidad.

Los ordenadores también se limpian

Aunque pueda parecer que no, es muy importante abrir el equipo una vez al mes para limpiarlo por dentro. El polvo se acumula debido a los ventiladores, y eso puede hacer que se produzca un aumento de temperatura que derive en la ruptura de cualquiera de los componentes.

Hay que evitarlo dedicando un buen tiempo a la limpieza interna, de hecho, los que tienen conocimientos avanzados deben hacer tareas delicadas como el cambio de pasta térmica. Así, todo el hardware tendrá una mayor esperanza de vida y no habrá pérdidas de rendimiento.

Mantener un PC seguro y bien cuidado no es difícil y, a cambio, se tiene la garantía de contar con un equipo que siempre puede ofrecer su máximo rendimiento. Vale la pena hacerlo.

Te podría interesar

Deja tu comentario