Cómo encontrar alivio si tienes los pies planos


Un tendón estirado podría ser el culpable. ¿Están tus pies más planos? Probablemente lo estén hasta cierto punto. "Tener pies planos que son funcionales y no causan síntomas es muy común", según el cirujano ortopédico Mark Berkowitz, MD.

El pie plano doloroso es menos común. Pero cuando sucede, se puede tratar.

Con los pies planos, el arco se aplana y toda la planta del pie tiene contacto con el piso cuando está de pie. Algunas personas están genéticamente predispuestas a tener pies planos. Nunca desarrollan mucho arco en el pie. Esto es normal y no causa ningún síntoma. El pie plano también puede desarrollarse más adelante en la vida.

¿Por qué algunas personas desarrollan el tipo doloroso de pie plano?
La causa más común de pie plano doloroso en adultos es un problema con el tendón tibial posterior. (Es un tendón que va detrás del tobillo y se adhiere a los huesos en la parte interna del pie. Mantiene el arco hacia arriba y brinda apoyo cuando el pie se levanta del suelo).

El desgaste puede hacer que el tendón se estire o desarrolle lágrimas con el tiempo.

Esto puede causar dolor e hinchazón en el interior del tobillo y el pie. "A medida que el pie cambia de forma, también puede haber dolor en la parte exterior del pie", dice el Dr. Berkowitz en un artículo publicado por Clevelandclinic. Con el tiempo, un arco puede verse diferente a otro. El talón puede moverse para que ya no esté alineado con el resto del pie.

No vivas con el dolor
No debes quedarte solo con el dolor que puede acompañar al pie plano. El tratamiento comienza con el soporte del tendón con dispositivos ortopédicos hechos a medida que se usan dentro de zapatos resistentes. También podrías probar medicamentos antiinflamatorios, actividad aeróbica de bajo impacto (como ejercicios en la piscina) y pérdida de peso, si es necesario.

¿Todavía no hay alivio? La cirugía es una opción. El procedimiento ambulatorio implica la transferencia de un tendón cercano para tomar el lugar del tendón tibial posterior y hacer cortes en los huesos para realinear el arco. Los huesos y los tendones tardan unos tres meses en sanar, pero la recuperación total puede demorar hasta un año.

Te podría interesar

Deja tu comentario