El peligro de hacer siempre la misma rutina

Redacción Internacional.- En Argenina, un hombre estacionó su vehículo en la entrada del comercio para abrir el portón de ingreso y dejó las llaves puestas., pero alguian lo estaba acechando y le robó el vehiculo.

Mientras el hombre abría el portón, no se percató de que detrás de él había un desconocido. Entonces, el delincuente se subió al auto, dejado en marcha, y se dio a la fuga. Todo ocurrió en cuestión de segundos.

La víctima, que también es el dueño del comercio, luego declaró a medios locales que no escuchó “absolutamente nada” debido al fuerte ruido proveniente de la avenida. Además, denunció “la violencia que está en la calle”.

Por su parte, la Asociación de Productores de Seguros señaló que en este caso existió “una culpa grave” por abandonar el vehículo sin las medidas de seguridad pertinentes, así como un “agravamiento de riesgo” por permitir la acción de robo, razón por la que, la aseguradora podría rechazarle el pago.

Mientras tanto, algunos usuarios ya han expresado la opinión de que el dueño del negocio tenía la misma rutina todos los días y fue seguido por este delincuente.

 

Te podría interesar

Deja tu comentario